Marc Gené y Peugeot consiguen la victoria en las 24 Horas de Le Mans

Por primera vez, un piloto español gana esta mítica carrera de resistencia. Después de cinco años consecutivos en el primer cajón, Audi pierde la hegemonía. Peugeot consigue su tercera victoria en Le Mans tras las de 1992 y 1993. El equipo Peugeot Total formado por los pilotos Gené, Wurz y Brabham, consiguió la victoria con […]

Por primera vez, un piloto español gana esta mítica carrera de resistencia. Después de cinco años consecutivos en el primer cajón, Audi pierde la hegemonía. Peugeot consigue su tercera victoria en Le Mans tras las de 1992 y 1993.

El equipo Peugeot Total formado por los pilotos Gené, Wurz y Brabham, consiguió la victoria con su 908 HDi FAP diésel en la histórica prueba francesa. En una carrera dura y en la que hubo algunos incidentes, Peugeot terminó con la supremacía de Audi después de cinco años consecutivos en lo más alto del cajón.

Olivier Quesnel, Director de Peugeot Sport, manifestó: “nos hemos enfrentado a un gran desafío y lo hemos superado con éxito. Nuestra misión aquí era tratar de vencer a los favoritos y es exactamente lo que hemos hecho, salvando todas las trampas potenciales que nos hemos ido encontrando por el camino. Ha sido una carrera terrorífica y ha quedado demostrado que Peugeot Sport es un equipo magnífico. Estoy muy orgulloso de todos los involucrados en este proyecto. Esta victoria es la victoria de Peugeot Sport”.

Las dos primeras posiciones fueron para los 908 HDi FAP nº9 (Gené, Wurz y Brabham) y nº8 (Sarrazin, Montagny y Bourdais), la tercera para el Audi R15 TDI, vehículo que debutaba este año, de Capello, Kristensen y McNish.

Los pilotos franceses del 908 HDi nº8 fueron los primeros en liderar la carrera gracias al notable trabajo de Montagny, que se distanció de sus adversarios en el momento más caluroso de la carrera (28ºC), y a Sarrazin, autor de la Pole. Pero cuando Bourdais se puso a los mandos del deportivo, una pieza del disco se rompió, lo que le supuso perder 10 minutos en la reparación y por consiguiente, la primera plaza. Más tarde dañaría la parte delantera al colisionar. El tiempo empleado en sustituir la pieza supuso una vuelta perdida.

Con los problemas de sus compañeros, el Peugeot nº9 emprendió el camino hacia la victoria. Rapidez y regularidad es lo que mostraron los tres pilotos del monoplaza, que fueron incrementando la ventaja según pasaban las horas. “Haber ganado una prueba como ésta es lo mejor que me ha pasado nunca, sin duda el momento más feliz de mi vida como piloto,” ha dicho Marc Gené al bajarse de lo más alto del podio. “Nunca he experimentado nada igual. Es un momento muy emotivo para mí y me he emocionado tras cruzar la línea de meta. Ha sido una carrera al sprint y no se ha decidido la victoria hasta el final. Haber sido el primer español en ganar las míticas 24 Horas de Le Mans me enorgullece soy muy feliz”.

Por su parte, Audi se va de Le Mans con un sabor agridulce. Dulce porque es la undécima vez que sube al podio de forma consecutiva y agria porque pierde la hegemonía mostrada en los cinco años anteriores.

Los tres vehículos alemanes tuvieron problemas desde el principio. Los pilotos se quejaron del excesivo subviraje en la fase inicial de la carrera. Corregido el problema, surgió otro, los intercambiadores de calor de los pontones laterales se ensuciaban demasiado, por lo que tenían que ser limpiados frecuentemente. Además, el incremento de la temperatura de los intercooler hacía necesario reducir la potencia del motor.

El Audi R15 de Luhr, Rockefeller y Werner sufrió un accidente en la “Curva Porsche”, por lo que tuvo que retirarse. El Audi de Bernhard, Dumas y Prémat bajó a las últimas posiciones al tener que sustituir la bomba de inyección de alta presión del motor.

El único vehículo que tuvo alguna posibilidad de subir al podio fue el de Capello, Kristensen y McNish, pero al cambiar la suspensión trasera perdieron un tiempo trascendental con el que se esfumó cualquier posibilidad de luchar por la primera posición.

“No hay ninguna duda de que la carrera no fue como habíamos imaginado”, aseguró el director de Audi Motorsport, el Dr Wolfgang Ullrich. “Una vez más hemos visto el por qué las 24 Horas de Le Mans es la carrera más dura del mundo, y que absolutamente todo debe estar perfecto si quieres conseguir la victoria. Indudablemente no ha sido nuestro caso esta vez. Hemos sufrido problemas inesperados con nuestro R15 TDI, que ahora analizaremos tranquilamente y debemos resolver. En cualquier caso, especialmente en la segunda mitad de la carrera, pudimos comprobar el potencial del coche. Trabajaremos sobre esta base antes de realizar un nuevo intento el año próximo”.

Clasificación final
1. Gené/Wurz/Brabham Peugeot 908 HDi FAP N°9 382 v. (5206Km)
2. Sarrazin/Montagny/Bourdais Peugeot 908 HDi FAP N°8 +1 v.
3. Capello/Kristensen/McNish Audi N°1 +6 v.
4. Charouz/Enge/Mucke Lola Aston Martin N°007 +9 v.
5. Panis/Lapierre/Ayari Oreca N°11 +13 v.
6. Minassian/Lamy/Klien Peugeot 908 HDi FAP N°7 +13 v.

Tags

Noticias relacionadas

1 comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

Si desea obtener información sobre definición de cookies en internet pinche aquí.

CERRAR