M6 2012 morro

BMW M6 2012

Por fin llega el esperadísimo M6 2012, la versión más radical y atractiva… del coupé alemán. Como era de esperar, el deportivo de cuatro plazas trae numerosos cambios estéticos y mecánicos. El BMW M6 2012 presenta una imagen que no deja indiferente a nadie. Son múltiples los elementos que destacan de la carrocería: paragolpes delantero […]

Por fin llega el esperadísimo M6 2012, la versión más radical y atractiva… del coupé alemán. Como era de esperar, el deportivo de cuatro plazas trae numerosos cambios estéticos y mecánicos.

El BMW M6 2012 presenta una imagen que no deja indiferente a nadie. Son múltiples los elementos que destacan de la carrocería: paragolpes delantero con una entrada de refrigeración con deflectores aerodinámicos, parachoques trasero con un difusor que alberga los cuatro tubos de escape, pasos de rueda ensanchados, techo de doble burbuja reforzado con fibra de carbono, branquias laterales M, retrovisores de aerodinámica optimizada, taloneras y llantas de aleación de 19 y 20 pulgadas (opcionales).

El interior no se ‘queda corto’ si atendemos a sus cambios: nuevo volante M de radios dobles, asientos deportivos exclusivos M con cinturones de seguridad integrados, equipamiento ampliado de piel Merino, molduras interiores  de fibra de carbono e iluminadas en los umbrales de las puertas con el logotipo M y tablero de instrumentos específico M.

Pero vamos a lo que realmente interesa: su corazón. El M6 2012 equipa un V8 de 4.400 cc con tecnología M TwinPower Turbo capaz de rendir 560 CV (53 CV más que el modelo anterior) entre 6.000 y 7.000 rpm, y de entregar un par máximo de 680 Nm (160 Nm más que el M6 de 2008), disponible a partir de 1.500 vueltas. Gracias a su potente motor, el BMW M6 es capaz de acelerar de 0 a 100 km/h en 4,2 segundos, de 0 – 200 km/h en 12,6 segundos y de alcanzar una velocidad máxima de 250 km/h (305 km/h con M Driver’s Package). A pesar de sus increíbles prestaciones, el deportivo de la hélice tiene un consumo medio de 9,9 l/100 km y emite 232 gramos de CO2 por kilómetro.

El propulsor va acoplado a una caja de cambios M de siete relaciones con doble embrague, Drivelogic con selección de marchas para optimizar la capacidad de tracción, launch control (salida de carreras) y Low Speed Assistance. Ésta transmite toda la potencia del motor al eje trasero. Para no perder tracción, BMW ha dotado al M6 2012 de un diferencial M activo. Ahora nada te impedirá meterlo al circuito –excepto su precio, que hoy por hoy se desconoce-.

A pesar de que las puertas y el capó están fabricados en aluminio, las aletas delanteras en plástico y la tapa del maletero de plástico reforzado con fibra de vidrio, el peso de la versión más deportiva del BMW Serie 6 asciende a 1.925 kg, 140 más que el anterior.

El equipamiento de serie del M6 incorpora: airbags frontales, laterales y de tipo cortina adelante y atrás, amortiguadores regulados electrónicamente, pantalla virtual Head-Up-Display específica M, climatizador bizona, asientos delanteros calefactables, luz ambiental en el habitáculo, espejos retrovisores exteriores y espejo retrovisor interior electrocromáticos antideslumbramiento, espejos retrovisores exteriores abatibles automáticamente, sistema de control de crucero con función de frenado, alarma antirrobo y equipo audio BMW Professional con altavoces de alta fidelidad, entre muchos otros elementos.

¡Ah! Por cierto, el M6 2012, como ya hace el M5 2011, emite por los altavoces, de forma artificial, el sonido  de su motor V8.

M6 2012 zaga

Tags

Noticias relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

Si desea obtener información sobre definición de cookies en internet pinche aquí.

CERRAR