Lotus Esprit (1)

El Lotus Esprit está de celebración: 40º aniversario

El Lotus Esprit está de celebración ya que se conmemora oficialmente el 40º aniversario desde que saliera la primera unidad de la planta de producción en Hethel. El Esprit representa un hito en la historia de Lotus, ya que fue el primer vehículo puramente de producción de la marca, un deportivo asequible que se situaba a la altura de las variantes de acceso del Porsche 911, o eso pensaba el fabricante británico.

Este año se conmemoran diversos aniversarios. Por un lado tenemos el 50º aniversario de la victoria del Ford GT40 en Le Mans, del que se ha lanzado una edición especial en Francia; se celebra el 20 cumpleaños del Porsche Boxster, el roadster que salvó al fabricante de Stuttgart; y el primer centenario de la creación oficial de BMW, con prototipo futurístico inclusive. Ahora, el Lotus Esprit está también de celebración, conmemorando el 40º aniversario.

El primer concept car del Lotus Esprit data de 1972, pero las primeras unidades salieron de la planta de Hethel en junio de 1976, hace ahora cuatro décadas. El Esprit es considerado el primer modelo de producción en serie oficial de Lotus, ya que hasta mediados de la década de  1970, la comercialización de la compañía se centraba en coches en forma de kits. El Esprit abrió oficialmente las puertas de la gran liga a un pequeño fabricante afincado en Norwich.

Lotus Esprit (4)

El Lotus Esprit original, diseñado por Giugiaro, contaba con un motor de cuatro cilindros y 160 CV posicionado centralmente que prometía una velocidad máxima de 222 km/h y una capacidad para pasar de cero a 100 km/h en 6,8 segundos. Era evidente que la compañía había adoptado componentes de otros fabricantes, como las luces traseras del Fiat X1/9, los tiradores de las puertas del Morris Marina y la caja de cambios del Maserati Merak, entre otros.

Pero fue evidente en lo que invirtió Lotus: en el desarrollo de un chasis equilibrado que diera vida a un coche deportivo ligero. Desde el primer momento, el Esprit destacó por su agilidad y equilibrio, dejando las cifras de rendimiento a un lado en un mundo en el que los De Tomaso Pantera, los Ferrari 308 y los Lamborghini Countach llevaban la voz cantante. Incluso actualmente, la primera generación del Esprit es un coche que se conduce de una forma similar a como lo hacen el Lotus Elise y el Exige.

Aunque lo que realmente puso en el mapa al Lotus Esprit fue su participación en la película de James Bond de 1977: ‘La espía que me amó’. El coche apenas aparecía en una secuencia, pero fue suficiente para convertirlo en todo un icono de la cultura pop. El mismo ingeniero de desarrollo del Esprit, Roger Becker, condujo el coche durante las escenas a gran velocidad ya que el director de la película, Lewis Gilbert, no estaba satisfecho con el trabajo del especialista. Mientras que el colofón en el cine fue la posibilidad de convertirlo en un sumergible con todos los gadgets y artilugios propios de 007.

La vida del Lotus Esprit Serie 1 de primera generación fue muy corta, ya que en 1978, la compañía había realizado suficientes ajustes y retoque en el modelo para lanzar una segunda generación totalmente renovada bautizada como Lotus Esprit Series 2.

Tags

Noticias relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

Si desea obtener información sobre definición de cookies en internet pinche aquí.

CERRAR