General Motors llama a revisión a otros 2,42 millones de coches

El fabricante estadounidense de automóviles General Motors ha llevado a cabo cuatro nuevas llamadas a revisión en Estados Unidos, que afectan a un total de 2,43 millones de vehículos, según informa la empresa en un comunicado. El mayor problema encontrado hace referencia al sistema de retención, al cinturón de seguridad. La compañía recalca que estas nuevas […]

El fabricante estadounidense de automóviles General Motors ha llevado a cabo cuatro nuevas llamadas a revisión en Estados Unidos, que afectan a un total de 2,43 millones de vehículos, según informa la empresa en un comunicado. El mayor problema encontrado hace referencia al sistema de retención, al cinturón de seguridad.

La compañía recalca que estas nuevas llamadas a revisión, realizadas menos de una semana después de la última, se enmarcan en “su continuado esfuerzo para hacer frente a cuestiones emergentes de seguridad”, e insiste en que no hay víctimas mortales asociadas a estos posibles fallos.

General Motors ha añadido treinta y cinco productos a sus investigaciones desde comienzos de 2014 y, teniendo en cuenta las anunciadas hoy, ha realizado en lo que va de año veintinueve llamadas a revisión, dos de las cuales afectaron a menos de 100 vehículos.

En este contexto, la compañía ha elevado a 292 millones de euros (400 millones de dólares) el cargo que aplicará a los resultados del segundo trimestre como consecuencia de estas revisiones, frente a los 146 millones de euros (200 millones de dólares) que esperaba hasta ahora.

Entre los vehículos afectados por esta decisión se encuentran 1,34 millones de Buick Enclave, Chevrolet Traverse, GMC Acadia y Saturn Outlooks; 1,08 millones de Chevrolet Malibu y Pontiac G6; 1.402 Cadillac Escalade y Escalade ESVs del año 2015, y 58 Chevrolet Silverado HD y GMC Sierra HD.

El pasado viernes la empresa puso en marcha otra campaña de revisión que afectaba a más de 2,7 millones de vehículos de varios modelos de las marcas Chevrolet, Cadillac, Pontiac, Saturn y GMC a causa de varios posibles defectos mecánicos.

Problemas con el cinturón de seguridad

General Motors ha indicado que la mayor llamada a revisión de los vehículos hace referencia a un defecto en los cables de los cinturones de seguridad delanteros que puede dar lugar a la separación del cinturón.

En el caso de los modelos Chevrolet Malibu y Pontiac G6, el problema se centra en un cable del cambio de marchas que con el desgaste corre el riesgo de hacer que la palanca de cambio se coloque en una posición que no corresponde con la marcha en la que está engranada.

La llamada de los Cadillac Escalade a revisión es para solucionar la soldadura deficiente del airbag lateral del pasajero, que provocaría el funcionamiento parcial de este dispositivo en caso de accidente. Asimismo, GM ha dejado de vender las dos versiones de este modelo y ha recomendado a los 224 propietarios de vehículos ya vendidos que el asiento del acompañante delantero no sea ocupado por ningún pasajero.

GM también ha señalado que el problema que afecta a los modelos Silverado HD y Sierra HD es un clip defectuoso en el generador que daría lugar a incendios en el compartimento del motor.

Ese mismo día GM fue sancionado con 25,5 millones de euros (35 millones de dólares) por el Departamento de Transporte de EEUU como consecuencia del retraso de la compañía en llamar a revisión a más de 2,7 millones de vehículos tras los fallos de seguridad detectados en varios modelos del fabricante de Detroit.

Facua

Tags

Noticias relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

Si desea obtener información sobre definición de cookies en internet pinche aquí.

CERRAR