honda-nsx-r

ESPECIAL: Honda NSX, la historia del mito

Cuando el Honda NSX se presentó por primera vez, la firma japonesa se encontraba en un momento muy dulce, pues los éxitos logrados por los coches de Honda en competición iban acompañados de excelentes resultados comerciales. Aunque la primera unidad de producción no se fabricó hasta el año 1990, el prototipo que mostró por primera […]

Cuando el Honda NSX se presentó por primera vez, la firma japonesa se encontraba en un momento muy dulce, pues los éxitos logrados por los coches de Honda en competición iban acompañados de excelentes resultados comerciales. Aunque la primera unidad de producción no se fabricó hasta el año 1990, el prototipo que mostró por primera vez las intenciones de la firma salió a la luz mucho antes, concretamente en el Salón de Turín 1984. La nota de prensa entusiasmó a los periodistas del motor, pero fue cuando el Honda HP-X Concept (Honda Pininfarina Xperimental), firmado por el diseñador italiano Pininfarina –como bien indica su nombre-, vio la luz, el momento en el que empezó esa atracción que hoy continúa…

La historia del Honda NSX comenzaría a finales de ese mismo año con su desarrollo. Fue un proyecto encabezado por Shigeru Uehara, que en aquella época era ingeniero jefe en Honda R&D -artífice, también, del popular S2000-. Se rumorea que en total barajaron hasta 20 disposiciones mecánicas distintas hasta que finalmente dieron con la opción definitiva. Incluso, debido a los elevados impuestos  anticontaminación a los que estaban sometidos los propulsores de gran cilindrada en Japón, la marca consideró la opción de montar un pequeño motor de cuatro cilindros.

historia honda nsx (1)

El NSX que conocemos hoy poco tiene que ver con este último prototipo. El modelo de producción es un ligero deportivo biplaza de propulsión, con motor en posición central. Y es que, uno de los apartados a los que más atención prestaron durante su desarrollo fue el de mantener el peso total a raya, ya que un valor elevado afectaría negativamente tanto al comportamiento dinámico como a las prestaciones.

Con esto en mente, los ingenieros de Honda tomaron la decisión de fabricar el NSX con aluminio. Esto afectó directamente a los clientes, pues los altos costes de fabricación que implicaba provocaron que la factura final aumentara considerablemente. Pero el resultado merecía la pena: 1.350 kilogramos, una cifra inferior a la de los rivales de la época.

Con el Honda NSX, la intención de la marca era la de ofrecer un producto capaz de batir al todopoderoso Porsche 911. Si bien, durante el desarrollo del modelo también emplearon como referencia a vehículos tan míticos como el Ferrari 308, el Chevrolet Corvette, el Toyota MR2, el Peugeot 205 GTI, el Lancia Delta Integrale o el Audi Quattro.

historia honda nsx (12)

Cuando llegó al mercado, el NSX disponía de una carrocería, chasis, motor y suspensiones fabricados con aluminio. Las capacidades dinámicas y las prestaciones del coche rayaban a gran altura. Y no es para menos, pues durante su desarrollo, y aunque en aquel momento todavía no era muy popular entre los fabricantes, la marca construyó unas instalaciones en el circuito que más tarde se convertiría en la meca de todos los prototipos: Nürburgring. Por si todo esto no fueran argumentos suficientes, para los ajustes finales del coche, los ingenieros contaron con la inestimable colaboración de Ayrtor Senna.

En 1990 comenzó su andadura comercial y los reconocimientos no tardaron en llegar: fue elegido ‘Coche del Año’ por prestigiosas publicaciones, incluso ‘Motor Trend llegó a calificarlo en 1991 como “el mejor coche deportivo jamás construido”. Equipado con un motor V6 DOCH VTEC de 2.977 centímetros cúbicos que ofrecía 270 CV -a 7.100 rpm- y 284 Nm -a 5.400 rpm-, disponía de un cambio manual de cinco velocidades y era capaz de acelerar de cero a 100 Km/h en 5,9 segundos y de alcanzar los 270 Km/h.

Más adelante, en 1992, llegaría el NSX Type R, una edición muy limitada y exclusiva para el mercado local -483 unidades en total-. Las principales diferencias con respecto a la versión convencional se centraban en el menor peso del conjunto, que marcaba un total de 1.230 kg en la báscula -más de 100 kg más liviano-. Carecía de dirección asistida y aislamiento acústico y contaba con unas suspensiones más rígidas, barras estabilizadoras más gruesas, frenos mejorados y relaciones de cambio más cerradas. Cuando finalizó la producción de esta versión en 1995 -tras el rediseño del modelo en 2001, presentaron un nuevo Type R-, varias de las mejoras se trasladaron al modelo normal.

honda-nsx-2003

No fue hasta el año 2001 cuando el Honda NSX recibió su primer -y único- restyling. Los característicos faros escamoteables desaparecieron y el aspecto de los parachoques cambió ligeramente. La suspensión, revisada para la ocasión, tenía que lidiar con llantas y neumáticos de mayor tamaño y la carrocería se ofreció con nuevos colores.

La versión más radical del modelo llegaría poco después. Tan sólo fabricaron cinco unidades de NSX-R GT, un coche creado exclusivamente para cumplir con los requisitos necesarios para que la marca pudiera competir en la categoría Super GT. Contaba con una carrocería fabricada por completo en fibra de carbono y cada uno de los propietarios pagó la friolera de 462.400 dólares por tener uno en su garaje. Desgraciadamente, no hay disponible información alguna sobre el propulsor que equipaba, aunque distintas fuentes especulan con que podría tratarse mismo que mueve al NSX Type R sin modificación alguna.

honda-nsx-r

En 2005 acabó la historia del Honda NSX de primera generación con el cese de su producción. Pero si te gusta este coche, estás de enhorabuena, pues la marca ha desarrollado una interpretación moderna del NSX que llegará al mercado en el último trimestre de 2016.

Como ya hiciesen Ayrton Senna y Alain Prost en su día con la primera generación, Fernando Alonso ha hecho lo propio con el Honda NSX 2015. Se trata de un superdeportivo híbrido que equipa un nuevo motor DOHC de seis cilindros y 3,5 litros. Equipa dos turbocompresores y, además, es apoyado por tres motores eléctricos: uno está ubicado en el motor y la caja de cambios, de doble embrague (DCT) y nueve velocidades, para favorecer el rendimiento en aceleración, frenado y transición de marchas. Los otros dos, ubicados en cada rueda delantera con la misión de ofrecer una respuesta inmediata de par. En total, el nuevo NSX entrega 581 CV de potencia.

Nuevo Honda NSX

Tags

Noticias relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

Si desea obtener información sobre definición de cookies en internet pinche aquí.

CERRAR