La Historia del Suzuki Vitara

La Historia del Suzuki Vitara se remonta a hace 30 años, cuando los ingenieros de la firma japonesa desarrollaron el que es considerado por la marca el primer SUV moderno. Tras cuatro generaciones siendo uno de los modelos más exitosos de Suzuki, el modelo ha evolucionado pasando de un todoterreno pequeño capaz ante casi cualquier obstáculo, a un crossover moderno e interesante en cuanto a equipamiento y precio.

Se cumplen 30 años del nacimiento del Suzuki Vitara, el todoterreno más exitoso de la firma japonesa que nació en 1987 considerado por Suzuki como el primer SUV moderno. Tras cuatro generaciones que engloban la Historia del Suzuki Vitara, vamos a hacer un repaso por las tres décadas de evolución en las que ha pasado de ser un vehículo off-road pequeño y capaz a un auténtico crossover mediano moderno e interesante por sus diferentes cualidades.

Suzuki apostó por esta tipología de vehículo hace ya 30 años con el lanzamiento del Vitara, un modelo absolutamente innovador para su época. Sus cualidades, una carrocería elevada y compacta, un peso ligero, su comportamiento tanto dentro como fuera de la ciudad, así como las capacidades para desenvolverse fuera del asfalto, le hicieron ganar gran popularidad entre los fieles adeptos a los todoterrenos.

Primera generación: 1987-1998

Primera generación Suzuki Vitara 1988

La firma nipona concibió el Vitara en 1987, aunque fue un año más tarde, durante el Salón de Tokio de 1988, cuando fue oficialmente presentado. Destacó rápidamente por su configuración al ser capaz de combinar la robustez y su capacidad off-road, así como un puesto de conducción elevado, su suavidad y confort de marcha y un tacto suave de conducción le hacían parecer más un turismo de la época que un todoterreno.

Alejándose de lo establecido a finales de los años 80, con modelos 4×4 como el Mitsubishi Montero (conoce su historia), el Vitara presentaba una carrocería compacta de tres puertas con líneas musculosas acentuadas por sus diferentes componentes clave de diseño, como es el caso del portón trasero con la rueda de repuesto o el techo, de lona o de fibra, que se podía retirar para dejar al aire las plazas traseras, algo muy particular también presente en el Jeep Wrangler (prueba).

Trasera primera generación Suzuki Vitara

Todos estos atributos permitieron que el Suzuki Vitara se convirtiera en el todoterreno más ligero del mercado. Estaba disponible con un motor de gasolina de 1.6 litros y 80 CV que eran capaz de mover con energía los menos de 1.000 kg de peso de su carrocería de apenas 3,56 metros de longitud. La configuración de la suspensión, la altura libre al suelo, sus voladizos cortos y la tracción integral permitían un comportamiento adecuado en casi cualquier superficie.

Por otro lado, durante los nueve años que estuvo en activo la primera generación, Suzuki continuó desarrollando el modelo, ampliando la gama de motores, con una opción diésel y un V6 de 2.0 litros con 134 CV que se convertía en la opción más potente, nuevas opciones de carrocería, como el techo duro metálico y la versión de cinco puertas que permitía aumentar el tamaño y la capacidad interior.

Segunda generación: 1998-2005

Segunda generación Suzuki Vitara

La segunda generación creció no solo en tamaño, sino también en su denominación. El Suzuki Grand Vitara presentaba un diseño refinado y un interior más elaborado, así como un chasis mejorado que optimizaba el comportamiento y su conducción en carretera. Uno de los cambios más transcendentales en la Historia del Suzuki Vitara, más concretamente en paso de la primera a la segunda generación, fue la eliminación de la palanca de la reductora, permitiendo a los conductores que pasaran de la configuración 4×2 a la 4×4 con un solo botón.

Otro de los aspectos más destacados del Grand Vitara de segunda generación fue el nacimiento de la versión de 7 plazas denominada Grand Vitara XL-7. Se basaba en la variante de cinco puertas, pero su distancia entre ejes crecía en 320 mm y la longitud en 485 mm, lo que facilitó la incorporación de dos asientos en la parte posterior y la conservación de parte del maletero. Una potente mecánica V6 de 2.7 litros estaba disponible como tope de gama.

Suzuki Grand Vitara XL-7

Sin embargo, existían otras alternativas, como un 1.6 litros de gasolina con 96 CV, disponible también con cambio automático, un 2.0 litros de cuatro cilindros con 128 CV y un potente V6 de 2.5 litros que ya entregaba 144 CV. En cuanto a los diésel, un cuatro cilindros turbo de 2.0 litros y origen Mazda que entregaba 87 CV, también estaba disponible, aunque más tarde fue cambiado por un 2.0 litros turbodiésel de 110 CV con mejoras como la inyección directa por conducto común, el turbocompresor y el intercooler.

Tercera generación: 2005-2014

La tercera generación del Grand Vitara permitió que el modelo evolucionara más aún hacia el concepto de los SUV y dejara atrás su filosofía de todoterreno pequeño. Además de la nueva imagen, el Vitara redujo su tamaño ligeramente e incorporó cambios como el control de emisiones, un chasis monocasco con dos largueros longitudinales integrados y suspensiones independientes en las cuatro ruedas, así como un selector de modos de conducción con cuatro configuraciones diferentes para gestionar la tracción total.

Tercera generación Suzuki Grand Vitara

Compartía algunos componentes de la plataforma GM Theta y se fabricaba en Japón. Se ofrecía principalmente con carrocería de cinco puertas (con cinco o siete plazas), aunque existió una variante de tres puertas destinada a algunos mercados concretos. Recibió su primer restyling en 2008 y estaba disponible con motores como el 1.6 litros de 106 CV, un 2.0 litros de 140 CV, un 2.4 litros de 166 CV y un V6 de 2.7 litros con 185 CV. Una opción turbodiésel también estaba disponible, un 1.9 litros de 129 CV.

Cuarta generación: 2014-actualidad

La cuarta y actual generación llega en 2014 para recuperar la nomenclatura Vitara casi 30 años después de su nacimiento. Su diseño es ahora mucho más moderno, estilizado y compacto con una imagen urbanita y sofisticada. La tecnología es una de sus claves principales, como las diferentes soluciones de conectividad e infoentretenimiento controladas desde una pantalla táctil, así como diferentes opciones de seguridad, como una carrocería mejorada y asistentes a la conducción como el sistema de asistencia a la frenada o el control de crucero adaptativo.

Cuarta generación Suzuki Vitara

A nivel mecánico, el Vitara se ofrece con dos propulsores, un 1.6 litros, tanto gasolina como diésel, que ofrece 120 y 140 CV, respectivamente. Sus dimensiones se han visto reducidas en comparación a su predecesor en 125 mm de longitud, 85 mm de altura y 35 mm de anchura, así como una distancia entre ejes 140 mm más corta.

Pero no solo a nivel comercial ha estado presente el Vitara en las últimas tres décadas, sino que en competición también tuvo su protagonismo. En 1998, Suzuki desarrolló el Escudo Dirt Trial (Escudo es como se denomina al Vitara en Japón) para el Pikes Peak International Hill Climb de ese año. Estaba equipado con un V6 biturbo de 2.5 litros que entregaba 995 CV a 9.000 rpm y era capaz de alcanzar una velocidad punta de 336 km/h. Estaba equipado con un sistema avanzado de tracción a las cuatro ruedas, todo ello contenido en un peso de apenas 800 kilogramos. Fue llevado hasta la cima de la famosa montaña por Nobuhiro Tajima.

Tags

Noticias relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

Si desea obtener información sobre definición de cookies en internet pinche aquí.

ACEPTAR
Aviso de cookies