Historia Renault Mégane R.S

La Historia del Renault Mégane R.S.: descendencia del Motorsport

¿Sabías que la Historia del Renault Mégane R.S. tan solo se remonta a 2004? Sin embargo, la trayectoria de la división Renault Sport es mucho más amplia, celebrando su 40º aniversario este 2017 con el lanzamiento de la nueva generación del compacto deportivo, todo un referente para el segmento, con una amplia trayectoria en competición y dos generaciones marcadas por los éxitos comerciales y las diferentes ediciones especiales.

En el mismo año en el que se conmemora el 40º aniversario de la división Renault Sport y se lanzará la tercera generación del Renault Mégane R.S. 2017, os traigo la Historia del Renault Mégane R.S., un modelo descendiente del auténtico Motorsport francés, un referente para el resto de competidores del segmento de los compactos deportivos y toda una carrera repleta de éxitos recogida en tan solo dos generaciones y varias ediciones especiales conmemorativas.

No te pierdas: ‘PRUEBA: Renault Mégane GT 2017

Aunque el Renault Mégane (prueba) lleva cuatro generaciones en activo, tan solo dos han contado con las versiones más deportivos y la cuarta está a punto de conocerla. Sin embargo, la compañía gala lleva desde los años 50 ofreciendo vehículos deportivos al mercado de masas. Bajo la influencia de Amédée Gordini, Renault empezó a diseñar vehículos con cierto aire deportivo que disfrutaron de un considerable éxito, como es el caso del R8 Gordini de 1964, mientras que, en el segmento de los compactos, todo comenzó con el R12 Gordini de tracción delantera en los 70, seguido del R11 Turbo y del Renault 19 16S de los años 90.

Renault Mégane R.S. 3 puertas

Primera generación: 2004-2009

Sin embargo, desde el mítico 19 16S, Renault no había ofrecido ningún vehículo de estas características por encima del segmento B, donde si ofrecía, sin embargo, el Renault Clio Williams (conoce su historia) o el loco Renault Clio V6. Era el momento de ofrecer un producto a la altura para un mercado que llevaba huérfano demasiados años. El Salón de Frankfurt de 2003 fue testigo del nacimiento del primer Mégane R.S. que se asentaba sobre la base de la segunda generación del Mégane, estaba disponible con tres y cinco puertas, y consiguió vender más de 22.500 unidades en cinco años.

Destacaba por un diseño musculoso que mantenía las líneas redondeadas de la firma de diseño del momento, con parachoques deportivos, un alerón pronunciado, llantas de 18 pulgadas de aluminio y las características salidas de escape centrales. En su lanzamiento, un año más tarde, estaba disponible en Blood Orange, Technique Grey y Arctic Blue, mientras que un año más tarde llegaría el color Mahaka Grey y el mítico Sirius Yellow que caracteriza a los productos Renault Sport.

Motor F4RT Renault Mégane R.S.

El motor F4RT era el encargado de dar vida al vehículo. Una unidad de 2.0 litros turbo y cuatro cilindros que, de serie, entregaba 165 CV, pero que después de pasar por las manos de la división Renault Sport la cifra llegó a los 225 CV. Acompañando a ésta se encontraba un par motor de 300 Nm disponibles desde solo las 2.000 rpm, lo que garantizaba que pasara de cero a 100 km/h en 6,5 segundos. Además, la suspensión delantera independiente era una de las claves del comportamiento dinámico del modelo.

Otro de los aspectos que siempre ha hecho especial la Historia del Renault Mégane R.S. son las diferentes ediciones especiales. La primera llegó tan solo un año después de su lanzamiento. Fue denominada Trophy e incluía un chasis más deportivo, una nueva suspensión y una pequeña barra estabilizadora y la opción de desconectar el control electrónico de estabilidad (ESP). Además, este nuevo chasis se ofrecía con dos configuraciones diferentes: Sport y Cup.

Renault Mégane R.S. F1 Team R26

En 2006 y 2007 nace el Renault Mégane R.S. F1 Team y el Mégane R.S. F1 Team R26, los cuales rendían tributo a los dos títulos consecutivos obtenidos en el Campeonato del Mundo de Fórmula 1 con Fernando Alonso. Además, ambas versiones incluían los asientos de tipo cubo firmados por Recaro y un diferencial de deslizamiento limitado, mientras que la potencia del motor F4RT aumentó hasta los 230 CV y los 310 Nm de par. Por su parte, el Mégane R.S. F1 Team R26 obtuvo el título de ‘Coche deportivo del año 2007 en Francia’ por la revista Echappement.

Pero esta primera generación del Renault Mégane R.S. aún no había dicho su última palabra hasta que no llegó la edición especial Mégane R26.R, presentado en el Salón de Londres de 2008. Se trataba de una edición limitada que suponía un ahorro de 123 kilogramos (1.232 kg) sobre el F1 Team R26, con un chasis de aluminio, un capó de aluminio, ventanillas de policarbonato, asientos de tipo cubo de fibra de carbono y cinturones de seguridad con seis puntos de anclaje. Estos ajustes permitían que alcanzara los 100 km/h desde parado en 6,0 segundos.

Segunda generación: 2009-2017

En 2008 aparece la tercera generación del compacto de Renault y dado el éxito de la anterior generación de la variante R.S. era el momento de lanzar un sucesor digno. En 2009 nace el nuevo Renault Mégane R.S., donde los clientes pueden elegir dos tipos de chasis diferentes -Sport o Cup-, asientos Recaro, la conocida suspensión delantera independiente de la compañía y en la versión ‘Cup’, un diferencial de deslizamiento limitado.

Renault Mégane R.S. 2009

El nuevo Mégane R.S. se produciría en Palencia (España) e incluía toda una larga lista de detalles propios y de carácter deportivo que lo diferencian de la versión estándar, incluido el sistema de escape central tan carismático y un nuevo color Sport Yellow diseñado para la ocasión. La suspensión delantera fue modificada con elementos de aluminio, se instaló una nueva dirección, un sistema de frenos Brembo con discos delanteros ventilados de 340 mm y pinzas de cuatro pistones, mientras que el motor era una evolución del anterior F4RT, salvo que ahora el 2.0 litros turbo entregaba 250 CV y 340 Nm de par.

Por primera vez se integra también un avanzado sistema de telemetría denominado R.S. Monitor, el cual utilizaba sensores y acelerómetros para registrar una gran variedad de información acerca de la forma en la que el vehículo estaba siendo conducido, así como diferentes datos sobre partes del motor, como la presión del turbo y la temperatura del motor, o indicadores para medir la cantidad de par utilizada en cada momento, todo ello mostrado en una pantalla central.

Interior Renault Mégane R.S. 2014

Y, como no podía ser de otra forma, Renault Sport ideó diferentes ediciones especiales que ayudarían a encumbrar la Historia del Renault Mégane R.S. En 2011 aparece la variante Trophy basada en el chasis Cup incluía un motor más potente con 265 CV y 360 Nm de par, lo que le permitía convertirse en el vehículo de tracción delantera más rápido del mercado. Su producción se limitó inicialmente a 500 unidades, pero la presión social hizo que un total de 1.068 ejemplares salieran finalmente de la línea de montaje.

Los años siguientes supuso que el Renault Mégane sufriera una serie de actualizaciones a nivel estético, de calidad y en el interior. Esto también daba paso a que el Mégane R.S. recibiera algunos cambios en forma de versiones especiales. En 2012 y 2013 nacen las ediciones limitadas RB7 y RB8 basadas en el chasis Cup y que celebraban el éxito de la asociación entre Renault y Red Bull Racing en la Fórmula 1.

Renault Mégane R.S. 275 Trophy-R

Sin embargo, la versión especial más potente construida hasta la fecha del modelo en cuestión fue la que llegó en 2014: las versiones 275 Trophy y 275 Trophy-R. Éstas se beneficiaban de un aumento de potencia hasta los 275 CV, aunque perdían par motor hasta los 349 Nm, pero con un ahorro de peso considerable y un sistema de escape de titanio firmado por Akrapovic. También se ofrecía como opción unos amortiguadores Öhlins que aumentaban el rendimiento del modelo. El Trophy-R, por su parte, reducía el peso en 101 kilogramos, montaba llantas de 19 pulgadas y su producción se limitó a solo 322 unidades.

Y es esta última versión especial la que protagonizó un duelo muy interesante con el SEAT León Cupra y el Volkswagen Golf GTI Clubsport S en Nürburgring. En 2008, el R26.R de la primera generación del Mégane R.S. batió el récord de vuelta en ese momento con un registro de 8 minutos y 17 segundos. El Trophy 265 de la segunda generación hizo lo propio y bajó la marca hasta los 8 minutos y 7,97 segundos tres años más tarde. En mayo de 2014, el piloto de Renault Sport, Laurent Hurgon, batía el récord de la pista para un compacto de tracción delantera y conseguía bajar de la barrera de los ocho minutos con un tiempo de 7 minutos y 54,36 segundos con el RS 275 Trophy-R. El récord sería poco después superado por el Volkswagen y más recientemente por el nuevo Honda Civic Type-R 2017.

Renault Mégane R.S. 2004-2009

Renault Mégane R.S. 2009-2017

Tags

Noticias relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

Si desea obtener información sobre definición de cookies en internet pinche aquí.

ACEPTAR
Aviso de cookies