hacker-desarrollador-tecnologia-conduccion-autonoma (1)

De hacker a desarrollador de la tecnología de conducción autónoma

George Hotz ha pasado de hacker a desarrollador de la tecnología de conducción autónoma. Su salto a la fama tuvo lugar cuando logró hackear el iPhone con solo 17 años y ahora, tras un intento fallido de colaboración con Elon Musk en Tesla Motors, ha recibido unos fondos millonarios para desarrollar la tecnología de conducción autónoma en un kit accesible.

George Hotz puede ser considerado como un prodigio de la era digital, algo que le ha permitido pasar de ser hacker a desarrollador de la tecnología de conducción autónoma. Su salto a la fama tuvo lugar cuando logró hackear el iPhone con solo 17 años y ahora, tras un intento fallido de colaboración con Elon Musk en Tesla Motors, ha recibido unos fondos millonarios para desarrollar la tecnología de conducción autónoma en un kit accesible.

No te pierdas el Audi RS7 piloted driving concept

Hotz es, además, fundador de Comm.ai, tiene 26 años y se hizo famoso en Estados Unidos por lograr hackear el iPhone con solo 17 años para poder ser utilizado en todos los proveedores de servicios de telefonía. Abandonó el Rochester Institute of Technology tras solo un semestre, ha trabajado para Google y Facebook, e incluso fue demandado por Sony tras hackear el sistema de PlayStation 3.

Antes de llegar a su actual proyecto, el pasado mes de julio, George renunció a su trabajo como investigador en Vicarious con el fin de firmar un acuerdo con el fundador de Tesla Motors, Elon Musk. Ambos se reunieron y hablaron sobre la posibilidad de crear un nuevo sistema de visión por ordenador que sería utilizado por Tesla, pero tras tres meses de negociaciones, terminaron separados. Es el momento clave en el que Hotz decide trabajar en la tecnología por su cuenta.

hacker-desarrollador-tecnologia-conduccion-autonoma (2)

El joven genio ha centrado todos sus esfuerzos en el desarrollo de la tecnología de conducción autónoma. Adquirió un Acura ILX de 2016, varias cámaras y adaptadores GoPro y comenzó a trabajar en el sistema en su garaje de San Francisco. La idea es que el kit esté listo a finales de año y sea comercializado por menos de 1.000 dólares. Además de ser barato, el kit se diseñará de tal manera que sea “relativamente fácil de instalar” y “a la par con la configuración de un mueble de IKEA”, según Hotz.

Al comienzo de esta semana, la entidad Andreessen Horowitz ha anunciado sus planes para llevar a cabo una inversión de capital de 3,1 millones de dólares en Comma.ai con el fin de acelerar el desarrollo de este kit de conducción autónoma. Actualmente, la empresa de Hotz cuenta con solo cuatro empleados, pero ya reciben cerca de 100 solicitudes diarias tras anunciar que buscan personal.

Fuente: CNN

Tags

Noticias relacionadas

Comments are closed

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

Si desea obtener información sobre definición de cookies en internet pinche aquí.

CERRAR