duplicado-llaves-coche

Guardar la llave de tu coche en el congelador puede impedir que lo roben

Parece algo descabellado pero Nick Bilton, periodista especializado en tecnología, llegó a la conclusión tras una larga investigación de que hasta que los fabricantes encuentren una solución mejor para que no puedan abrir tu coche, la mejor opción será guardar la llave de tu coche en el congelador para impedir que lo roben.

Nick Bilton, famoso periodista especializado en tecnología, decidió actuar por su cuenta tras percatarse del aumento de robos de vehículos que se estaba registrando en el barrio en el que reside en Los Ángeles, California. Entre estos robos, o intentos de acceder al interior del coche, se encontraban las tres veces en las que fue objeto de robo su Toyota Prius, hasta en la última ocasión, cuando fue testigo de la facilidad con la que dos cacos accedieron al interior de su coche aparcado frente a su casa.

En esta última ocasión, pudo ser testigo  de cómo una pareja se acercaba a su coche y una chica sacaba un pequeño dispositivo negro de su mochila, abrió la puerta de su Prius y accedió a él. Ante esta acción, Bilton salió de casa y, alertados, los jóvenes que intentaban sustraer el vehículo huyeron finalmente. Ni la policía ni Toyota pudieron dar una respuesta a las preguntas del periodista que intentaba esclarecer cómo podían acceder con tanta rapidez y sencillez al interior del coche.

Llave Porsche Panamera

Por lo tanto, Bilton decidió investigar por su cuenta y descubrió que la mayoría de coches con un sistema de entrada sin llave puede ser hackeado gracias a un aparato simple y barato denominado ‘amplificador de potencia‘. Su uso es sencillo: cuando te acercas a un coche de apertura sin llave y pruebas a tirar de la manija de la puerta, el coche, de forma inalámbrica busca la señal de la llave para que no haya que pulsar ningún botón. El sistema tan solo busca la señal de la llave en un radio de un par de metros pero, con este dispositivo amplificador de potencia, el radio de la señal inalámbrica es ampliado de modo que llegará hasta la llave que se encuentra en el interior de la casa.

El problema viene a la hora de saber que a dos/tres metros de distancia del vehículo, la señal del mando llega al coche y lo abre, más alejado no funciona, pero de nuevo a una distancia de entre quince y veinte metros, la señal volvía a llegar y la puerta se abría. Es decir, la señal de la llave es más potente y permite abrir el vehículo desde esa distancia. Con este dispositivo amplificador de potencia, la señal que puede llegar desde la llave la encontrará desde cierta distancia, por lo que se desbloquearán los mecanismos de seguridad que mantienen cerradas las puertas.

Por tanto, la solución (provisional y casera) pasa por guardar las llaves en el congelador mientras permanezcamos en casa, ya que éste actuará como una Jaula de Faraday y no permitirá que una señal pueda entrar o salir del interior del congelador. Abrir las puerta del coche es sencillo con este dispositivo, pero conducirlo es más difícil, aunque no imposible, aunque no impediría que se pudieran sustraer los objetos que se encuentran en el interior del coche.

Fuente: El Economista

Tags

Noticias relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

Si desea obtener información sobre definición de cookies en internet pinche aquí.

CERRAR