Un Ford Mustang nuevo con hasta 1.200 CV por 45.000 dólares

Como lo lees, un Ford Mustang nuevo con hasta 1.200 CV por 45.000 dólares. Eso es lo que ofrece un concesionario estadounidense de Ford, que vende unidades del Mustang GT con motor 5.0 V8 equipados con un kit de sobrealimentación que permite elevar la potencia hasta los mencionados 1.200 CV. Eso sí, sin ningún tipo de garantía.

Lebanom Ford, un concesionario de Ohio (Estados Unidos), lanzó el pasado año un Ford Mustang con 727 CV por 40.000 dólares en un intento por robar ventas al Dodge Challenger SRT Hellcat. La fórmula ha debido de resultar tan exitosa que ahora vuelven a la carga con una creación todavía más salvaje, pues ofrecen Ford Mustang nuevos con hasta 1.200 CV por 45.000 dólares, el equivalente a unos 42.200 euros según el tipo de cambio actual. Sí, más potencia que un Bugatti Veyron por poco más de lo que cuesta un juego de neumáticos para el mencionado superdeportivo.

Te interesa: La historia del Ford Mustang, una leyenda viva

Y es que al tener un gran volumen de ventas, Lebanom Ford puede hacer cosas con las que otras muchas concesiones no pueden ni soñar. En esta ocasión, han desarrollado un kit de sobrealimentación LFP con dos turbocompresores (LFP de Lebanom Ford Performance) que transforma al Mustang en una auténtica bestia. El coche completo se llama LFP Hellion Mustang y con un precio base de 44.499 dólares, es capaz de generar hasta 1.200 CV de potencia.

Eso sí, con matices, muchos matices. Porque para empezar, el Mustang nuevo de hasta 1.200 CV viene sin garantía: todo lo que se rompa, correrá por tu cuenta. Por esos 44.499 dólares (unos 42.200 euros según el tipo de cambio actual), te llevas a casa un Mustang capaz de producir más de 1.000 CV de potencia, pero no durante mucho tiempo, ya que para gozar de cierta fiabilidad antes deberás sustituir muchos componentes que no vienen en el paquete.

Por 49.995 dólares añaden al conjunto un árbol de transmisión capaz de soportar hasta 800 CV pero ni por esas tiene la robustez suficiente para llegar a la mágica cifra de 1.200 CV. En cualquier caso, como es posible regular la presión de soplado de los dos turbos, no hay necesidad de llevar la mecánica y al resto de componentes al límite: puedes ajustarlo para que produzca desde un mínimo de 550 CV, lo que ya representa un incremento de más de 100 CV con respecto al Ford Mustang GT (prueba) de serie.

Tags

Noticias relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

Si desea obtener información sobre definición de cookies en internet pinche aquí.

CERRAR