Los coches que se venden en España son cada vez más seguros

La Fundación Mapfre presenta el estudio ‘Evolución de los sistemas de seguridad entre 2007 y 2012. Análisis de la evolución del equipamiento de seguridad de serie en turismos’. En él se aborda, de manera pormenorizada, la trayectoria del equipamiento de seguridad activa y pasiva que incorporan los automóviles que se han vendido en España a […]

La Fundación Mapfre presenta el estudio ‘Evolución de los sistemas de seguridad entre 2007 y 2012. Análisis de la evolución del equipamiento de seguridad de serie en turismos’. En él se aborda, de manera pormenorizada, la trayectoria del equipamiento de seguridad activa y pasiva que incorporan los automóviles que se han vendido en España a lo largo de los últimos seis años.

El estudio de la evolución de los sistemas de seguridad presentado por la Fundación Mapfre abarca el 90% de los turismos comercializados en nuestro país entre 2007 y 2012. En este periodo, las ventas de vehículos casi se han reducido a la mitad, pues han pasado de más de 1,6 millones de unidades en 2007 a casi 800.000 en 2012. A pesar de este espectacular descenso, los investigadores aseguran que los fabricantes han hecho un importante esfuerzo para ofrecer la mayor cantidad posible de innovaciones en materias de seguridad a costes menores para el cliente.

Más de 400 siglas identifican los distintos sistemas de seguridad que equipan de serie, o con sobreprecio, los modelos que se venden en nuestro mercado. ABS, EDB, ESP, ASR… A pesar de la apabullante cantidad de letras, lo cierto es que los avances en seguridad han contribuido de manera eficaz a reducir el número de víctimas mortales en accidentes de tráfico en un 65% a lo largo de los últimos diez años.

Sin embargo, el principal objetivo del estudio ‘Evolución de los sistemas de seguridad entre 2007 y 2012. Análisis de la evolución del equipamiento de seguridad de serie en turismos’ era el de comprobar qué equipamiento de seguridad incluyen de serie los coches de los distintos segmentos. Para ello, hicieron una selección de 20 elementos y compararon ese equipamiento entre los 16 segmentos en los que han dividido nuestro parque automovilístico.

El repartidor electrónico de frenada es uno de los seleccionados. Desde hace ya algún tiempo,  forma parte del equipamiento de serie en casi todos los segmentos y durante el periodo analizado, han observado un aumento en la implantación de este elemento gracias a las demanda del cliente. Sin embargo otros elementos, como el airbag de rodilla, han pasado de equiparse en 6 de cada 10 monovolúmenes a ser prácticamente inexistente.

Esto tiene su explicación. Por un lado, algunos de los vehículos que en 2007 equipaban este u otros elementos han sido sustituidos por otros modelos que ya no los incorporan. Y por otro lado, en algunos casos los fabricantes se ven obligados a prescindir de ellos para mantener un precio competitivo.

Pincha aquí si quieres ver el estudio al completo (en PDF).

Tags

Noticias relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

Si desea obtener información sobre definición de cookies en internet pinche aquí.

CERRAR