Evolución frenos Porsche (1)

La evolución de los frenos de Porsche: desde el 356 hasta el Cayenne

¿Quieres conocer cómo han evolucionado los frenos de Porsche a lo largo de los años? En ese caso no te pierdas este especial en el que te contamos los cambios que ha sufrido el sistema de frenada desde el Porsche 356 hasta llegar a los del Cayenne Turbo S de última generación, que por primera vez incluyen pinzas con 10 pistones y discos cerámicos de 420 mm de diámetro.

Además de por fabricar deportivos famosos por ofrecer elevadísimas prestaciones en aceleración y un comportamiento dinámico extraordinario, como puede ser el caso del Porsche 918 Spyder, la marca alemana también es conocida por construir algunos de los automóviles que mejor frenan del planeta. Y no solo por la distribución de pesos tan favorable que tiene para detenerse su modelo estrella, el 911, también por incorporar en sus automóviles equipos de frenos extremadamente potentes. Aquí tienes un Especial sobre la evolución de los frenos de Porsche.

1962 – Porsche 356 B Carrera 2

Evolución frenos Porsche (2)

El Porsche 356 B Carrera 2 de 1962 utilizaba unos frenos de disco anulares. Este esquema de construcción permitía montar discos de mayores dimensiones: la pinza, en lugar de ‘abrazar’ el disco por el exterior como sucede actualmente, lo hacía desde el interior.

1966 – Porsche 911 S

Evolución frenos Porsche (3)

El Porsche 911 S de 1966 fue el modelo encargado de estrenar, como parte de su equipamiento de serie, unos frenos de disco ventilados tanto en el tren delantero como en el trasero. Esta construcción incluye pequeña cámara de aire entre las dos paredes del disco sobre las que se apoyan las pastillas, de forma que consigue optimizar la disipación de calor y por ende, el rendimiento.

1974 – Porsche 911 Carrera 3.0

Evolución frenos Porsche (4)

Como parte del equipamiento específico del 911 Carrera 3.0 de 1974, Porsche introdujo por primera vez en uno de sus automóviles de producción en serie unos frenos con discos perforados. La serie de ‘agujeros’ dispuestos a lo largo de la superficie que entra en contacto con las pastillas ayuda a expulsar los residuos generados durante la frenada, mejora la refrigeración y la respuesta, especialmente con climas lluviosos.

1977 – Porsche 911 Turbo 3.3

Evolución frenos Porsche (5)

Para garantizar que el Porsche 911 Turbo 3.3 de 1977 tuviera un equipo de frenos a la altura de sus elevadísimas prestaciones, la firma alemana trasladó a la calle una de las evoluciones que estrenó en competición el Porsche 917/30, los frenos de disco con pinzas de cuatro pistones.

1983 – Porsche 928 S

Evolución frenos Porsche (6)

El primer Porsche de producción que montó un sistema de frenada con ABS fue el Porsche 928 S de 1983, que estaba disponible de forma opcional con esta tecnología. Para nosotros, este sistema es uno los 10 avances más importantes de seguridad en el automóvil.

1996 – Porsche Boxster

Evolución frenos Porsche (7)

Con el Porsche Boxster de 1996 la firma alemana introdujo por primera vez unos frenos de disco con pinzas monobloque de aluminio. La pinza que abraza el disco, que este caso es de cuatro pistones, está fabricada en una única pieza a partir de un bloque sólido de aluminio, de forma que consigue mejorar sustancialmente la refrigeración.

2001 – Porsche 911 Turbo y GT2

Evolución frenos Porsche (8)

Los Porsche 911 Turbo y Porsche 911 GT2 de 2001 fueron los modelos encargados de estrenar los frenos de disco cerámicos, denominados PCCB (Porsche Ceramic Composite Brake). El material empleado para construir los rotores permitía ahorrar un 50% del peso comparado con unos convencionales de potencia similar. Esto permite disminuir la masa no suspendida, lo que se traduce en una mejora en el rendimiento de la suspensión y en el confort de marca. Además, estos discos son especialmente resistentes ante un trato exigente.

2015 – Porsche Cayenne Turbo S

Evolución frenos Porsche (9)

Con su última evolución (presentada hace unos meses), el Porsche Cayenne Turbo S estrena por primera vez dentro de la familia Porsche unos frenos de disco cerámicos con pinzas de 10 pistones. Estas colosales pinzas ‘muerden’ unos discos de dimensiones épicas: 420 milímetros de diámetro, más grandes incluso que los que monta Bentley en sus modelos -que hasta hace poco equipaban los discos más grandes para un automóvil de producción-.

Fuente: Porsche.

Tags

Noticias relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

Si desea obtener información sobre definición de cookies en internet pinche aquí.

CERRAR