estudiante-construye-coche-solar-eolica (3)

Un estudiante nigeriano construye un coche propulsado por energía solar y eólica

Segun Oyeyiola, un estudiante de ingeniería de la universidad nigeriana Obagemi Awolowo, acaba de construir un Volkswagen Beetle a base de piezas recicladas, el cual es propulsado por energía solar y eólica. El joven estudiante confía en cambiar el futuro de la conducción en el país africano gracias a su proyecto, y contribuir en el desarrollo de medios alternativos de movilidad que respeten más el medio ambiente.

Un estudiante de ingeniería nigeriano acaba de construir un Volkswagen Beetle con piezas recicladas y ha instalado un sistema de propulsión que se alimenta de energía solar y eólica. El proyecto ha supuesto un año de trabajo, mientras que el coste de la fabricación no ha superado los 6.000 dólares gracias, en parte, a que las piezas eran donadas por amigos y familiares.

estudiante-construye-coche-solar-eolica (1)

La ambición de Oyeyiola no se queda en un simple proyecto universitario, más bien plantea un cambio en la conducción del futuro: “Yo quería reducir las emisiones de dióxido de carbono que van a nuestra atmósfera y que provocan el calentamiento global, lo cual se ha convertido en una nueva realidad con efectos nocivos: los ciclos estacionales se interrumpen, cambian los ecosistemas y la agricultura, mientras que el suministro de agua y alimentos se ve afectado negativamente.”

El diseño de Oyeyiola no sólo cuenta con un panel solar gigante instalado en el techo del Beetle, también dispone de una turbina bajo el capó. El funcionamiento es sencillo, la parrilla permite que el aire fluya hacia el interior (mientras que el vehículo está en movimiento), lo que hace girar los rotores de la turbina y finalmente carga la batería instalada en la parte trasera del coche. Para lidiar con los problemas de peso que ocasiona la batería, el joven estudiante fabricó un sistema de suspensión reforzada para el vehículo.

estudiante-construye-coche-solar-eolica (2)

El proyecto aún cuenta con una serie de problemas, como el del tiempo que emplea la batería para cargarse, tiempo que oscila entre cuatro y cinco horas, aunque Oyeyiola ya está trabajando en ello. El futuro ingeniero afirma que los mayores desafíos fueron la búsqueda de los mejores materiales para el vehículo y las personas que le decían que estaba perdiendo el tiempo. La respuesta a la pregunta de qué pasará con el coche una vez finalice sus exámenes el 15 de mayo fue “seguiré mejorándolo, hasta que se convierta en el coche del futuro de Nigeria“.

Fuente: FastCoExist

Tags

Noticias relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

Si desea obtener información sobre definición de cookies en internet pinche aquí.

CERRAR