Entrevista a Carlos Sainz: “Hacen falta objetivos por los que valga la pena luchar”

Después de cuatro intentos, Carlos Sainz ha conseguido uno de los retos más difíciles de su carrera como piloto, ganar el Dakar 2010. Después de esta experiencia inigualable, no tiene decidido si repetirá el año que viene en la prueba más dura del mundo. Esperamos verle en acción muy pronto. ¿Cuál consideras que es tu […]

Después de cuatro intentos, Carlos Sainz ha conseguido uno de los retos más difíciles de su carrera como piloto, ganar el Dakar 2010. Después de esta experiencia inigualable, no tiene decidido si repetirá el año que viene en la prueba más dura del mundo. Esperamos verle en acción muy pronto.

¿Cuál consideras que es tu mayor victoria en tu carrera en la competición de motor?
Carlos Sainz: “No es una pregunta fácil de responder. He ganado dos mundiales de rallyes y ahora el Dakar. En principio, ambas son disciplinas similares, pero, al mismo tiempo, son completamente diferentes. Y ambas son muy difíciles de ganar. Hay algo que está claro: el Rally Dakar es una gran carrera de enorme importancia en el mundo del deporte. Haberlo ganado me hace estar muy orgulloso, especialmente porque lo he ganado a mi manera, siguiendo mi concepción de este deporte”.

¿Hasta qué punto la experiencia es clave para ganar un Dakar?
“Lo primero que necesitas es un coche capaz de ganar. Y este año lo tuve con el Race Touareg. También lo tenía el año pasado, pero, las desafortunadas circunstancias me privaron del triunfo final. Este año lo hemos logrado. Tras empezar en rallyes cross-country en 2005, lo primero que tuve que aprender fue conducir rápido y sin cometer errores en la profunda arena del desierto. El hecho de no haberme quedado encallado ni en 2009 ni en 2010 en el Dakar, demuestra que lo he conseguido. Para cuestiones como esta la experiencia es importante”.

¿Se requiere mucha paciencia para ganar un Dakar?
“Cuando decidí cambiar a esta disciplina, tuve que aprender a ser paciente. Esta es una de las grandes diferencias con los rallyes de velocidad. A lo largo del rally entero, etapa tras etapa, incluso en el campamento, tienes que mantener la paciencia en todo momento. Particularmente en el Dakar, no puedes depender de tu suerte porque la competición es demasiada compleja para ello. Creo que esto lo he comprendido más cada año”.

Por razones tácticas, parece que este año hayas evitado ganar etapas para luego no tener que abrir siempre la pista al día siguiente, lo que supone una clara desventaja. ¿Fue algo puramente racional?
“Ciertamente, es normal que haya la impresión de que no me centraba en conseguir las victorias de etapa. Sin embargo, honestamente, siempre di el máximo, pero en alguna ocasión no tuve suerte con el polvo y los pinchazos. Durante la segunda semana, esta impresión estaba justificada, ya que, con el liderato en nuestro haber, focalizamos nuestra atención en cuidar el coche, aunque mi compañero de equipo Nasser Al-Attiyah se acercaba cada vez más asumiendo más riesgos. No obstante, el director de Volkswagen Motorsport, Kris Nissen, ofreció un asesoramiento táctico excelente en todo momento”.

Hasta el momento, está imbatido junto a su nuevo copiloto Lucas Cruz. ¿Cuál es la clave?
“Las cosas fueron muy bien desde el principio, cuando ganamos los rallyes de prueba en Brasil y en Oriente. Tenemos muy buena relación entre nosotros y Lucas hace un trabajo excelente. Cada victoria estuvo muy bien dirigida desde un punto de vista estratégico. Si tienes en cuenta las estadísticas, creo que hicimos muy bien nuestro trabajo”.

¿Cómo describirías tu relación con Lucas Cruz dentro y fuera del vehículo?
“En primer lugar, lo más importante es que Lucas es un copiloto y navegador de primera clase. A parte de esto, es una persona más bien callada y siempre relajada. Con estos rasgos de carácter, me complementa perfectamente. Es un gran profesional y se toma su trabajo muy seriamente”.

El Dakar es también una competición por equipos. ¿Cuál es la importancia de tener a un buen equipo a tus espaldas?
“Cómo ya dije anteriormente, si no tienes un vehículo ganador, es imposible ganar el Dakar. Para mí, esto incluye el equipo que prepara el coche. Es decir, un equipo ganador. Formar parte de un equipo como Volkswagen me hace sentir orgulloso. La escuadra ha evolucionado continuamente desde que firmé, hace cinco años. Cada miembro del equipo sabe exactamente cuál es su función y la desarrolla de forma extremadamente profesional. Incluso en rallyes menores, todo el mundo piensa sólo en ganar. El resultado de todo esto ha sido el triplete en el Dakar, algo por lo que el equipo trabajó muy duro y mereció conseguir”.

Como piloto, ¿cómo mantiene la motivación?
“Siempre me digo a mi mismo: tienes que ganar para tus chicos. Ganar es la mejor motivación. El equipo entero está totalmente unido para ganar, y sólo puedes recompensar este increíble rendimiento dando lo máximo de ti. Es una gran sensación corresponder a los mecánicos de mi coche, mi ingeniero Gerard Zyzik y el equipo administrativo, comandado por el director de Volkswagen Motorsport Kris Nissen y el director de equipo Peter Uloft, con una victoria en el Dakar”.

Ganar el Rally Dakar fue un gran sueño para ti. ¿Lo has conseguido todo en la competición de motor?
“En la vida, siempre necesitas objetivos por los que valga la pena luchar, por los que tienes que trabajar y mirar adelante. Si consigues uno de estos objetivos, cumples un sueño y la satisfacción inmediata es enorme. Sin embargo, luego te marcas nuevos objetivos a lograr”.

¿Qué objetivos tienes para el futuro?
“Con el Dakar recién terminado, no he pensado mucho en ello. No obstante, pronto me reuniré con Kris Nissen” (risas). “A lo mejor Volkswagen se pasa a la Fórmula 1, lo que llegaría en el mejor momento para mí”

Para ello, pronto habrá otros candidatos Sainz. ¿Qué importancia tiene para ti la carrera de tu hijo Carlos, que comenzará a competir esta próxima temporada?
“Primero de todo, la carrera es importante para él. Debe hacer este deporte por él y no porque alguien más tenga que convencerle de ello. A mí sólo me queda apoyarle lo mejor que pueda, y esto será apoyándolo mucho, pero no en exceso. Carlos cambia de los karts a la competición automovilística dentro del programa de Red Bull. Las carreras son una disciplina completamente distinta de los rallyes. Afortunadamente, mis consejos sólo serán a nivel general. El resto lo debe aprender por si mismo. No será nada fácil, pero por ahora está haciendo un gran trabajo”.

Tags

Noticias relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

Si desea obtener información sobre definición de cookies en internet pinche aquí.

CERRAR