McLaren P1

10 curiosidades sobre los deportivos híbridos: McLaren P1

Hace unos años, los coches híbridos solamente estaban familiarizados con la economía, no obstante, la competición decidió probar un bocado y, en consecuencia, los fabricantes de hiperdeportivos han querido ‘saborear el pastel’ dando el salto del circuito a las calles. Concretamente son tres los fabricantes que han optado por la fórmula de potencia y eficiencia; en esta trilogía propuesta, conoceremos aquellos hechos sobre estos deportivos que verán probablemente una vez en la vida por su limitada producción, aquellos datos curiosos que sólo pueden ser contados por los que tienen uno de estos colosos en sus garajes. Y para romper el hielo, primero, vayamos hasta Woking, no sin antes saludar a la Reina Isabel II.

Ser un entusiasta de los automóviles y no tener idea de lo que es el McLaren P1, es una contradicción; el ya oficial sucesor del mítico F1 de los 90 vio la luz como un modelo de producción desde el Salón de Ginebra de 2013, y desde entonces, todo el mundo busca la manera de tener ante sus ojos, cuanto menos, una de las 375 unidades vendidas.

McLaren P1 (4)

Aunque varios datos ya se conocen en la Red, no está de más recordar lo básico respecto al McLaren P1: su esquema motriz se compone del motor V8 3.8 Twin-Turbo originario del MP4-12C, que para la ocasión genera 727 CV, asociado a un motor eléctrico que le otorga 176 CV; juntos suman la brutal cifra de 903 CV. Estos valores le permiten acelerar al P1 de 0 a 100 km/h en 2,9 segundos y llegar a una velocidad máxima de 350 kilómetros por hora (limitados electrónicamente).

Lo que la Wikipedia NO te dirá…

McLaren P1

1. Configuración motriz única

Tal cual lo hacen sus pares -el Ferrari LaFerrari y el Porsche 918 Spyder-, el P1 utiliza su motor adicional para agregar potencia y NO está concebido, de buenas a primeras, para la eficiencia; irónicamente, la firma declara al P1 como un coche con el que puedes ir a comprar el pan por su bajo consumo pues también circula en modo eléctrico; tras esto, suponemos que a los propietarios no les molestará ahorrarse algo de combustible considerando que cuesta 1.3 millones de dólares (1.120.448 euros) sin impuestos.

McLaren P1

2. No es un híbrido cualquiera

Todos familiarizamos este sistema como algo netamente concebido para ahorrarse litros de gasolina, pero ha cambiado la perspectiva incluyendo el aprovechamiento de los frenos regenerativos con su aparición en los híbridos deportivos, pero el caso del P1 es especial. El KERS (Sistema de Recuperación de Energía Cinética) no sólo aprovecha la energía de las frenadas para la potencia extra, sino que mantiene constantemente cargada la batería pues no es enchufable, la cual es soporte para el IPAS (Sistema de Asistencia de Potencia Instantánea) que otorga un impulso extra de hasta 20 segundos por recarga.

McLaren P1 (20)

3. Dos formas de encendido

Este punto puede verse como una oda al Bugatti Veyron. Hay dos maneras de encender al McLaren P1 buscando su mejor aprovechamiento: el modo eléctrico y el modo aerodinámico. Con el encendido en modo eléctrico, la batería ‘estimula’ el sistema híbrido enviando energía adicional a las ruedas; en el modo aerodinámico, todas las ventilas se cierran reduciendo el coeficiente de arrastre (a modo de refuerzo) aún más que con el DRS. Para los más aventureros, ambas vías de encendido pueden accionarse simultáneamente permitiendo entrar a un modo de calentamiento (ya saben a lo que se refiere y a donde apunta).

McLaren P1

4. ‘Bufet’ de fibra de carbono

Aunque no se trate del Koenigsegg One:1, el McLaren P1 (ya que fue el primero en ser presentado) pareció adelantarse bastante; la fibra de carbono -material cinco veces más resistente que el titanio- se utiliza en el chasis monocasco, los paneles y la toma de aire del techo. Con toda esa composición, el peso (sin el motor) alcanza los 1.361 kilogramos.

Volante McLaren P1

5. Personalización

McLaren no ofrece opciones de personalización para su obra maestra al momento de la compra, salvo aquellas configuraciones que se realicen desde la MSO (división de Operaciones Especiales de McLaren). No obstante, por el costo de US$ 250.000 (216.244 euros), los paneles y difusores de la carrocería pueden ser reemplazados por opciones en fibra de carbono pura o u otro color.

McLaren P1

6. ¿Y si falla?

No cualquiera está capacitado para monitorear y reparar el McLaren P1. Para acceder a su motor, todos los paneles traseros de la carrocería deberán ser retirados; el mecánico debe ponerse traje y guantes totalmente aislantes, complementándose con un desfibrilador en las manos para manipular el corazón del P1; caso contrario, recibirá una descarga de 600 voltios directamente del motor eléctrico que provee energía al sistema híbrido.

McLaren P1

7. Frenos que duran ¡¿para  siempre?!

El rumor más fuerte sobre el McLaren P1 se relaciona a sus frenos: NUNCA tendrían que ser reemplazados por desgaste (los accidentes son otro punto). A diferencia de otros hipercoches cuyos frenos son carbono-cerámicos, el P1 apuesta por la misma combinación (hecha por Akebono en los Estados Unidos) añadiendo silicio, ya que este material es considerado uno de los más resistentes en la tierra. Una frenada potente crea un espectáculo visual cuando se ‘encienden’ los discos.

frenos McLaren P1

8. Para el disfrute

Como los de su clase, el P1 cuenta con un ordenador que ofrece diferentes modos de conducción, no obstante, el P1 sólo puede entrar al Modo Circuito cuando el freno de mano está activo, los cinturones de seguridad hayan sido puestos y tras accionar un botón en los comandos. Esta configuración genera 590 kilogramos de carga aerodinámica y la suspensión hidráulica se endurece seis veces más. Naturalmente, es una configuración ilegal para la carretera, así que no les convendría intentarlo a los dueños de las 375 unidades del P1, y menos deshacerse del limitador para intentar alcanzar los probables 385 km/h de velocidad máxima que ostenta.

Datos McLaren P1 (6)

9. ¡¡Dígannos la verdad!!

McLaren ya tuvo la suerte de realizar unas vueltas en el inmisericorde circuito Nürburgring Nordschleife. La firma de Woking no ha publicado el tiempo de vuelta que marcó en los 20.7 kilómetros de longitud; los primeros rumores apuntan a que igualó la marca del Pagani Zonda R con 6 minutos y 47 segundos.

McLaren P1 Nürburgring

10. Si no puedes conducirlo en la vida real…

El McLaren P1 se encuentra disponible en varios videojuegos de carreras, como ‘Real Racing 3’, ‘GRID Autosport’, ‘Need For Speed Rivals’, ‘Forza Motorsport 5’, entre otros. No obstante, SÓLO en el ‘Drive Club’, la entrega exclusiva de la Play Station 4, uno puede utilizar los aditamentos tecnológicos de este coloso: el DRS y el IPAS (dependiente del KERS); esto, a través de botones específicos en el DualShock de la PS4.

McLaren P1

Fuente: DriveLine e investigación personal.

Tags

Noticias relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

Si desea obtener información sobre definición de cookies en internet pinche aquí.

CERRAR