dakar-2016-11a-etapa

11ª etapa: Al-Attiyah gana y Peterhansel se acerca al touareg

Nasser Al-Attiyah celebra su victoria número 25 tras el triunfo conseguido hoy en la 11ª etapa del Dakar 2016. Segundo ha sido Loeb y tercero, Hirvonen. Ya fuera de podio, Peterhanel, cuarto, que no ha querido arriesgar gracias a la renta que tiene en la general.

Nasser Al-Attiyah no tira la toalla. El qatarí ha vuelto a hacerse con la victoria en una etapa y, aunque el touareg está casi a una hora, confía en que como les ha pasado a Sainz y a Loeb, el Peugeot 2008 DKR de Stéphane Peterhansel ‘diga basta’.

“Fue una etapa difícil y complicada, fundamentalmente por el calor durante todo el recorrido. Por suerte hemos podido volver a correr rápido después del susto de ayer y mantener la gran diferencia que tenemos sobre De Villiers. Siempre es bueno ganar una etapa”, ha manifestado Nasser.

El jeque ha estado acompañado por dos expilotos del WRC, Sébastien Loeb, segundo a 05’52”, y Mikko Hirvonen, tercero a 7’01”. El francés vuelve a demostrar que es muy rápido, tanto que incluso ha llegado antes que Stéphane a la meta, y eso que lo ha hecho remolcado por Cyril Despres tras romper una pieza de la transmisión; que levantase el pie Peterhansel también ha ayudado. Por su parte, el finlandés está haciendo un magnífico Dakar 2016. Ha pasado desapercibido pero ya se cuarto en la general, a 01h22’47” de ‘Monsiuer Dakar’ y a cinco segundos del tercer puesto, ocupado por De Villiers.

“Estamos manteniendo un buen nivel en esta recta final de este Dakar con el Mini y eso se traduce en resultados. En esta etapa empujé bastante para tratar de recortar la diferencia sobre De Villiers y mañana haré lo mismo para tratar de quedarme con el tercer lugar”, ha manifestado Mikko.

Peterhansel ha acabado cuarto, a 08’05” de Al-Attiyah. El francés no quiere arriesgar, y menos teniendo una renta tan amplia. “Con 430 kilómetros bastante complicados de navegación, con fesh-fesh, con lechos secos y, además, con un verdadero laberinto ya al final, es normal que estemos estresados. Escuchamos bien cualquier ruido del motor y prestamos atención a todas las pérdidas de adherencia para no estropear ninguna pieza de la transmisión. Un problema mecánico podría dejarnos en la estacada. Si nos quedamos tirados en la pista, avanzar no habría servido de nada. El rally se caracteriza por esos altibajos continuos. Basta un mal día en el Dakar y hala, hasta el año que viene”.

Tags

Noticias relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

Si desea obtener información sobre definición de cookies en internet pinche aquí.

CERRAR