Volkswagen-Polo-GTI-2015-vs-Polo-G40

COMPARATIVA: Volkswagen Polo G40 vs Polo GTI 2015

Veintinueve años separan al Volkswagen Polo G40 del Polo GTI 2015, pero los dos son capaces de ofrecer mucha diversión al volante. El primero tiene un comportamiento parecido al de un kart mientras que el segundo rezuma tecnología por los cuatro costados.

Cuando, en 1985, Volkswagen completó la gama de su segunda generación del Polo con la variante G40, posiblemente nadie hubiera imaginado que tendría una carrera tan exitosa por delante. Hoy, tras 29 años, se ofrece bajo las siglas GTI y, como corresponde a tan emblemática denominación dentro de la marca, es un auténtico deportivo.

Prueba Volkswagen Polo GTI 2015 PORTADA

Con sus prominentes paragolpes, sus marcados umbrales y el espoiler trasero específico transmite a la perfección cuánta potencia y dinamismo esconde bajo la carrocería. En Wolfsburgo se enorgullecen especialmente de lo cerca que está ahora el Polo GTI 2015 (prueba) de la variante radical Polo WRC R (prueba), versión de calle del modelo de rallye, con el que han ganado el Mundial en los últimos dos años.

Por fuera, el coupé de 1985 se diferenciaba solo por los emblemas G40 de la parrilla y la zaga. El interior estaba dominado por un salpicadero de plástico austero y los asientos deportivos. La versión actual respira refinamiento y deportividad, y ofrece lo máximo que se le puede exigir hoy en día a un coche de este segmento.

Volkswagen-Polo-GTI-2015-vs-Polo-G40

Y es que el argumento de compra de un Polo G40 no era su diseño exterior o su equipamiento, sino sus prestaciones, que aún a día de hoy, son bastante notables. De su 1,3 litros y cuatro cilindros extraía 113 CV. Gracias a un compresor añadido empuja ya desde bajas vueltas, logra alcanzar los 100 km/h desde parado en menos de ocho segundos y llegar hasta los 199 km/h de velocidad máxima.

Por supuesto, su reducido peso de 850 kg es clave a la hora de lograr tamañas prestaciones, que logran que no se acompleje lo más mínimo al enfrentarse a su hermano de la actualidad. El Polo GTI 2015 arroja 1,2 toneladas a la báscula, si bien en este caso bajo el capó trabaja un 1,8 litros TFSI con 192 CV y un par máximo de 320 Nm. Así, esta pequeña fiera es capaz de acelerar de 0 a 100 km/h en 6,7 segundos y alcanzar los 236 km/h. Unas cifras que demuestran que, pesando casi media tonelada más, el nuevo GTI logra ponerse bastante por delante del G40.

Polo G40 vs Polo GTI 2015

Aunque los dos se acercan bastante cuando nos referimos exclusivamente a la diversión pura al volante, por supuesto, el GTI está a años luz del G40 a nivel técnico: chasis, cambio –en aquel tiempo uno manual de cinco velocidades- y dirección no pueden compararse. Y, por supuesto, hay que tener en cuenta que el G40 no tenía ABS ni por supuesto ESP, y también prescindía de dirección asistida. Por eso, aquel primer Polo deportivo tenía un tarado enfocado únicamente a la máxima eficacia por carreteras de curvas, en las que se muestra increíblemente ágil y preciso y por las que ofrece el máximo disfrute, gracias a un comportamiento muy parecido al de un kart. Tal vez por eso la diversión no dura demasiado, ya que es difícil que, con un chasis tan rígido, tus riñones sean capaces de aguantar varias horas aquí dentro. Con todo, la deportividad y el dinamismo de este pequeño deportivo de 29 años nos ha sorprendido muy positivamente.

Prueba Volkswagen Polo GTI 2015 gti

Texto: Hans H. Grassmann
Fotos: Zbigniew Mazar

Tags

Noticias relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

Si desea obtener información sobre definición de cookies en internet pinche aquí.

CERRAR