como se forman atascos

¿Cómo se forman los atascos?

Seguro que alguna vez te has preguntado cómo se forman los atascos, esas largas retenciones que en las ciudades son tan habituales en las denominadas ‘horas punta’. Existen diferentes factores, como la capacidad de cada carril, nuestra conducta al volante o las infraestructuras. Una de las medidas para contrarrestar el efecto atasco es fomentar el uso del transporte público.

Sales de casa, arrancas el coche y poco después de incorporarte a la autopista encuentras el mismo atasco de cada mañana, un trayecto que sería de unos 20 minutos superará ahora la hora. Además, lo sabes, eres consciente de ello, pero no puedes evitar preguntarte durante la interminable espera cómo se forman los atascos. Las conocidas retenciones son uno de los principales males de la circulación en las grandes urbes, y aquí vamos a tratar de averiguar por qué se forma un atasco y las medidas para evitarlos.

No te pierdas: ‘Las 10 ciudades con más atascos del mundo

Según informan organismos cono la DGT, el RACE o el Colegio de Ingenieros de Caminos, una de las razones por las que se forman los atascos es debido a la capacidad máxima de vehículos que admiten las vías. Se estima que cada carril tiene una capacidad de circulación de unos 2.200 vehículos/hora aproximadamente, con una ocupación media de 1,3 personas por coche y vías de tres carriles por sentido.

como se forman atascos

Es a partir de haber rebasado la barrera de los 1.700 vehículos/hora en un carril cuando cualquier maniobra o desplazamiento provoca una caída brusca de la velocidad de circulación. Además, otros factores como la movilidad recurrente u obligada, conocida en las ciudades como ‘hora punta’, supone un aliciente para las retenciones. Este tipo de movilidad concentra su actividad a unas horas determinadas y supone una velocidad de marcha más lenta, que los vehículos circulen más cerca entre sí y que cualquier incursión sobre el freno multiplique su efecto a lo largo de la retención. Por otro lado, un factor que ralentiza el tráfico es la disminución del número de carriles, ya sea por un accidente, o porque la vía desemboque en alguna glorieta o intersección.

¿Por qué se forman los atascos?

Las causas que originan un atasco son varias, pero quedan perfectamente englobadas en la siguiente lista.

1- La disminución de carriles: cuando una vía de varios carriles que está muy congestionada encuentra el fin de uno de ellos, puede acabar formando cuellos de botella y retenciones.
2- Las curvas cerradas que obligan a reducir la velocidad.
3- Incorporaciones: éstas obligan a que los conductores de la vía principal se adapten a los coches que entran.
4- Accidentes o averías.
5- Conductores que frenan para ver lo que ha sucedido.
6- Cuando la vía finaliza en una intersección o glorieta.
7- Efecto tapón: esto se origina cuando circulan camiones y encontramos pendientes o trazado irregular.
8- Conducción agresiva: desencadena frenadas bruscas por el resto de usuarios.

como se forman atascos

Además de lo antes mencionado, un atasco crece muy rápidamente cunado los coches llegan a gran velocidad y tienen que frenar bruscamente, lo que supone que los que vienen detrás también lo hagan, haciendo crecer más y más la caravana. Sin embargo, la descongestión se produce de forma mucho más lenta. Un ejemplo es que para que un atasco de un kilómetro se mueva por completo, se requieren de unos dos minutos y medio desde que el primer coche arranca hasta que lo hace el último. En un atasco de 16 kilómetros, este mismo movimiento demora más de 30 minutos. Esto se conoce como efecto acordeón.

¿Cómo podemos evitar los atascos?

No existe una solución predeterminada contra las retenciones, salvo una mejora de nuestra actitud al volante y el fomento del uso del transporte público. Por un lado, debemos promover el viaje compartido en coche, aumentar la ocupación de los coches de 1,3 a más de dos personas, estrategias Bus-Vao, aparcamiento preferente, potenciar el teletrabajo, mejorar el transporte público o establecer posibles peajes de congestión o contaminación en el acceso al centro de las ciudades.

Respecto a las infraestructuras, el Colegio de Ingenieros de Caminos, Canales y Puertos tiene claro que España tiene un nivel bastante elevado de infraestructuras de transporte, por lo que no suponen un problema realmente. Lo que sería positivo es dar un impulso al transporte público, en concreto a la circulación de los autobuses urbanos e interurbanos en las grandes ciudades.

Fuente: 20minutos

Tags

Noticias relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

Si desea obtener información sobre definición de cookies en internet pinche aquí.

ACEPTAR
Aviso de cookies