El coche mileurista dispara un 17% su precio por el ‘boom’ de la demanda

La creciente demanda de los vehículos usados mileuristas ha generado una inesperada inflación en sus precios, incrementándolos un 17% al pasar de los 2.740 euros de media registrados en 2011 a los 3.204 euros de la actualidad, según revela el informe ‘Evolución del precio del VO’ elaborado por Eurotax en colaboración con la Asociación Nacional de […]

La creciente demanda de los vehículos usados mileuristas ha generado una inesperada inflación en sus precios, incrementándolos un 17% al pasar de los 2.740 euros de media registrados en 2011 a los 3.204 euros de la actualidad, según revela el informe ‘Evolución del precio del VO’ elaborado por Eurotax en colaboración con la Asociación Nacional de Vendedores de Vehículos a Motor (GANVAM), con motivo del Salón del Vehículo de Ocasión de Madrid.
Este informe -que recoge la tendencia de los valores medios de los usados en los últimos dos años- muestra cómo la dificultad de acceso al crédito está llevando a muchos conductores a buscar coches baratos fácilmente pagables al contado, lo que está disparando la demanda de usados de más de diez años y también elevando su precio.

Por el contrario, resulta curioso comprobar cómo en los vehículos seminuevos se produce exactamente la tendencia contraria, debido a que la entrada en vigor del Plan PIVE 2 -que excluye de las ayudas a los usados- ha obligado a los profesionales a bajar precios para hacerlos atractivos y conseguir enganchar al comprador que duda entre uno nuevo a bajo precio o uno de ocasión “más caro de lo normal”.

Este efecto ha desposicionado los precios en toda la cadena de usados, principalmente en los de menor edad que compiten más de cerca con los nuevos en precio y prestaciones. Así, los vehículos usados de dos años se han abaratado en una media de 2.345 euros desde 2011, cayendo hasta los 15.220 euros de media actuales, lo que supone una rebaja del 13% en su precio en este periodo.

En este mercado de extremos, los usados de cinco años, procedentes en su mayoría de flotas de renting, representan el punto de equilibrio. La prórroga de los contratos por la que han optado las empresas como medida de ahorro para evitar la subida de cuota que supone la renovación está ocasionando que la oferta de vehículos de estas edades intermedias baje, favoreciendo cierta estabilidad en los precios.

De esta forma, estos usados, aunque también son víctimas de la deflación, se han depreciado en menor medida que los modelos más jóvenes. Concretamente, su valor residual se sitúa en torno al 35% de su precio original, cerca de dos puntos porcentuales menos que hace dos años, al cotizarse por 10.055 euros de media en el mercado de ocasión.

Según el presidente de Ganvam, Juan Antonio Sánchez Torres, “este baile de precios muestra que el mercado es caprichoso. Los precios son los que son pero es curioso cómo los vehículos de menor valor se están revalorizando mientras que los que tienen mejores prestaciones, como los seminuevos en manos de profesionales, se deprecian por una mera cuestión de oferta y demanda”.

Tags

Noticias relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

Si desea obtener información sobre definición de cookies en internet pinche aquí.

CERRAR