Historia-Chevrolet-Camaro

Los mejores Chevrolet Camaro de la Historia

La nueva generación del Camaro acaba de presentarse y, en vísperas de celebrar su medio siglo de vida, queremos darte a conocer los mejores Chevrolet Camaro de la Historia. Ediciones especiales y limitadas, algunos vehículos realmente exclusivos como el primer Camaro fabricado y otros ligados a la NASCAR, donde representaron multitud de veces el papel de Safety Car.

El anti-Mustang. La apuesta en 1967 de Chevrolet para adentrarse en un segmento de automóviles que acababa de surgir y del que su máxima competencia, Ford, era el líder indiscutible. Por ello nace el Camaro, y una eterna lucha por coronarse rey de los pony car que se traslada hasta nuestros días, donde ambos modelos han evolucionado, pasando de generación en generación, a veces perdiendo ese estilo característico, pero siempre despertando el entusiasmo de sus millones de seguidores.

Nos trasladamos el año 1964, cuando Ford estaba a punto de sorprender al mundo con un nuevo concepto de vehículo deportivo que apostaba por la simplicidad y la potencia a un precio que el estadounidense medio pudiera costear. La historia del Ford Mustang es simplemente excepcional, e inspiró un cambio de rumbo en el mundo del automóvil que obligó, en muchos casos, a la reinvención de gran parte de los vehículos que se comercializaban entonces.

chevrolet-camaro-historia

Chevrolet era consciente de la llegada inminente del Ford Mustang, pero se negó a pensar que un deportivo reducido a cuatro plazas pudiera significar un cambio en la tendencia de fabricación, por lo que apostó por su, entonces, flamante Corvair, un modelo que más tarde cobraría la fama de peligroso. Tras el éxito del Mustang, que vendió 417.000 unidades en su primer año, Chevrolet se vio obligado a sacar las mesas de diseño y empezar a desarrollar su propio pony car.

Aunque General Motors ya contaba con un deportivo, el Corvette, éste era un biplaza y no cumplía con los esquemas establecidos por Ford en el segmento de los pony car. Por lo tanto, desarrollaron una nueva plataforma F-Body sobre la que aprovecharon los componentes del recién estrenado modelo económico Chevrolet Nova, como los ejes, suspensiones y diferentes componentes del chasis y la carrocería, mientras que los motores pertenecían a la gama del Chevelle. Además, esta nueva plataforma de GM ayudó al surgimiento del Pontiac Firebird.

Por su parte, la elección de Chevrolet del nombre Camaro proviene de la palabra francesa ‘compañero’, algo a lo que la marca se vio obligada a recurrir debido a la imperativa necesidad de elegir un nombre que comenzara por C, como el Corvette. Aprovechando lo extraño de la denominación Camaro, Chevrolet utilizó un eslogan provocativo en su campaña de lanzamiento: ‘¿Qué es un Camaro? Una exótica y feroz criatura a la que le gusta devorar Mustang’. Esta era sin duda toda una declaración de intenciones, la forma de entrar por la puerta grande que eligió Chevrolet en el competitivo mercado de los pony car.

Con la presentación de la sexta generación del Camaro te queremos dar a conocer los mejores Chevrolet Camaro de la Historia, una selección de algunas emblemáticas unidades que, por su papel en la historia de la firma americana o por su exclusividad se han ganado un espacio en el salón de la fama de Chevrolet. Tal vez antes prefieras conocer algunos detalles del diseño de las cinco generaciones previas.

1ª generación: comienza la lucha (1967-1969)

Chevrolet Camaro 1967 #100001

Historia-Chevrolet- Camaro

Se trata de la primera de las 49 unidades fabricadas a mano dentro del programa ‘montaje piloto’ de Chevrolet, construido en Norwood, Ohio, a mediados de 1966. Fue equipado con un bloque de seis cilindros en línea y 3,7 litros asociado a una transmisión manual de tres velocidades. Los primeros meses de vida del nuevo deportivo del fabricante de Detroit, esta fue la unidad utilizada para las presentaciones oficiales, las sesiones fotográficas y los vídeos promocionales. Tras finalizar su función pública, fue enviado a un concesionario Chevrolet de Oklahoma, pasando por varios propietarios antes de ser convertido a una vehículo de carreras en los años 80. En 2009 fue adquirido por su último propietario quien aplicó una profunda restauración que devolvió al primer modelo Camaro el explendor que un día tuvo cuando su ensamblaje hubo terminado.

Chevrolet Camaro Z/28 1967

Historia-Chevrolet- Camaro

La primera generación del Camaro Z/28 nació específicamente para homologar la popular serie de carreras Trans-Am. El paquete de especificaciones Z/28 contaba con componentes especiales en el chasis, la suspensión, frenos de disco delanteros y una transmisión de cuatro velocidades unida a su motor V8 de 4.958 cc con carburadores Holley de cuatro cuerpos que entregaba una potencia total de 290 CV. Tan solo 602 unidades del Camaro Z/28 de 1967 fueron fabricadas aquel año.

Chevrolet Camaro ‘Grumpy’s Toy’ 1967

Historia-Chevrolet- Camaro

Extraído directamente de las carreras de resistencia, el Camaro ‘Grumpy’s Toy’ sentó las bases para la participación del modelo en la serie Pro Stock, donde debutó en 1970. Pertenecía a Bill ‘Grumpy’ Jenkins y equipaba un motor 396 L78 de 375 CV con el que obtuvo el campeonato de la clase Super Stock de la National Hot Rod Association (NHRA) en 1967.

Chevrolet Camaro Z/28 Penske/Sunoco 1967

Historia-Chevrolet-Camaro

En 1967, Roger Penske comienza su larga y notable carrera como propietario de un equipo de competición, asociándose a Sunoco y el piloto Mark Donohue para enfrentarse al Campeonato US Road Racing y al Trans-Am usando modelo Chevrolet modificados por Lola y el nuevo Camaro de 1967. Un comienzo algo improductivo por parte del Camaro, el equipo decidió otorgarle una carrocería aligerada fabricada en metal sumergido en ácido, ayudando al coche a obtener una ventaja competitiva. Además, se actualiza con componentes del Camaro de 1968 en un esfuerzo por conseguir dos coches competitivos para las 12 Horas de Sebring de ese año.

Chevrolet Camaro Z/28 Convertible 1968

Historia-Chevrolet- Camaro

El primer y único Camaro Z/28 Convertible de primera generación fabricado jamás. Se trata de un encargo para el director general de Chevrolet en la época, Pete Estes, quien demandó un Camaro hecho a mano con la configuración Z/28 y orientado al rendimiento. Gracias a su creación especial, hoy día contamos con el Z/28, ya que sirvió para que los altos mandatarios de la marca mantuvieran este Camaro en la línea de producción en 1969. Este convertible cuenta, además, con un colector de admisión específico, entrada de aire en el capó y cuatro frenos de disco bajo sus llantas.

Chevrolet Camaro ZL1 1969

Historia-Chevrolet-Camaro

El Camaro ZL1 de 1969 nace de la necesidad de homologar 50 unidades del Camaro con motor 427 de bloque grande totalmente de aluminio para la clase Super Stock de la NHRA. Finalmente fueron producidas 69 unidades en honor a su año de fabricación y para poder acceder a una de ellas era obligatorio haber sido agraciado en un sorteo previo como con el COPO. Según los especialistas en Clásicos americanos, el Camaro ZL1 es posiblemente el Camaro de producción más valioso para los coleccionistas.

Chevrolet Camaro Yenko 1969

Historia-Chevrolet-Camaro

Como con el ZL1 de 1969, el Camaro Yenko estaba basado en el sistema especial de pedidos COPO. El origen de este Camaro se remonta a un concesionario oficial Chevrolet en Pennsylvania dirigido por el piloto de carreras Don Yenko. Las 200 unidades fabricadas del Camaro Yenko estaban terminadas en el exótico Hugger Orange, conservando las líneas negras sobre la carrocaría y el techo en un distintivo color oscuro. Tan solo 30 unidades estaban equipadas con una transmisión automática de tres velocidades Turbo 400, asociada a su motor de acero 427.

2ª generación: nuevos tiempos (1970-1981)

La renovación del Chevrolet Camaro llegó de la mano de la década de 1970. Grandes cambios esperaban para el muscle car por excelencia de Chevrolet y una crisis del petróleo que pondría en jaque lo más puro de los pony car de época, sus poderoso motores. La segunda generación sufrió un fuerte cambio de imagen y, aunque seguía fabricándose sobre la plataforma F-Body de General Motors, este apostaba por unas líneas más deportivas y unas mayores dimensiones.

El Camaro de 1970 se presentó con una carrocería más baja y 5 centímetros mayor que su predecesor, con una parte trasera que presentaba una caída más progresiva y la supresión de las ventanillas posteriores. Los motores fueron heredados sin cambios de la generación anterior, pero en un número más reducido, ya que el Camaro COPO desapareció. Con más de 124.000 unidades producidas, esta segunda generación dividió las opiniones entre sus fieles seguidores, decepcionando a parte de los incondicionales, pero enamorándolos también con su nuevo diseño.

Chevrolet Camaro 1970 ‘Hurst Sunshine Special’

Historia-Chevrolet- Camaro

Nos encontramos en el primera año de vida de la segunda generación del Camaro, y Chevrolet buscaba innovar en sus diseños otorgando un nuevo aspecto a su pony car. Por ello, desarrolla tres unidades idénticas denominadas ‘Hurst Sunshine Special’ las cuales contaban con un techo solar corredizo, accionado eléctricamente, que se encontraba en fase de prototipo y jamás llegó a formar parte de la línea de producción. Además de las pruebas requeridas para testar el funcionamiento del techo corredizo, la firma de la cruz dorada utilizó estas unidades en el túnel del viento para comprobar el funcionamiento del splitter y el spoiler trasero. Está equipado con un motor LT-1 de 360 CV y esta es la única de las tres unidades que se conserva.

Chevrolet Camaro Z/28 1974

Historia-Chevrolet- Camaro-Z28-1974 (1)

Representó el primer Z/28 de la segunda generación del Chevrolet Camaro. En plena crisis del petróleo, los muscle car experimentaban un declive fortuito debido a su tendencia al consumo de combustible en grandes cantidades. Es por ello que Chevrolet se ve obligado a contar con un bloque V8 de 5,7 litros más pequeño que entregaba apenas 245 CV, teniendo en cuenta que la generación anterior era más potente. Su paquete estético incluía un nuevo frontal de aluminio y un parachoques trasero abultado que otorgaba una longitud adicional de 17 cm con respecto al Camaro estándar.

Chevrolet Camaro Z/28 1977

Historia-Chevrolet- Camaro

Tras dos años de ausencia, la denominación Z/28 regresó al Camaro en 1977. El modelo contaba con una mayor manejabilidad y se distingue por los faros oscurecidos y un diseño de gráficos único. Bajo el capó contaba con un bloque V8 de 5,7 litros que entregaba 185 CV y 380 Nm de par motor asociados a una transmisión manual de cuatro velocidades con engranajes orientados al rendimiento. La suspensión especial del Camaro Z/28 incluye amortiguadores específicos, muelles más rígidos y barras estabilizadoras de mayor diámetro. Este Camaro Z/28 de 1977 supuso que Chevrolet superara en ventas al Mustang por primera vez.

Chevrolet Camaro Z/28 1978

Historia-Chevrolet- Camaro

En 1978, el Chevrolet Camaro Z/28 recibió un lavado de cara que le permitió contar con un nuevo color de carrocería, un frontal remodelado y nuevos faros traseros. Su renovada imagen permitió que ese año se registrara un récord de ventas de 54.907 unidades en el Z/28, gracias en parte a que casi 6.000 unidades se vendieron en Canadá. El extenso país norteamericano demandaba unos nuevos indicadores y se les proporcionó un motor de 5,7 litros V8 de 170 CV, algo menos que la versión para Estados Unidos.

3ª generación: evolución y adaptación (1982-1992)

La crisis del petróleo en la década de los 70 y principios de los 80, logrando precios máximos en la mitad de la primera década, no parece dar tregua. Por su parte, Japón experimenta un avance tecnológico que presenta avances en la industria automotriz nipona, quien parece estar preparada para afrontar las nuevas exigencias del sector. Estas premisas acentúan la crisis por los consumos y hacen que Chevrolet presente en 1982 la tercera generación del Camaro.

La primera medida que adopta la marca de General Motors es aplicar una reducción de peso de 230 kilogramos con respecto al modelo predecesor. Pese a seguir estar basándose en la plataforma F-Body, con la reducción de peso se ven mermadas sus dimensiones, en longitud y altura, recibiendo un paquete aerodinámico y un techo panorámico de cristal. Además, se sustituyen la anticuada suspensión de ballestas por muelles helicoidales detrás y amortiguadores McPherson delante.

Por su parte, hace su primera aparición en el Camaro la electrónica, orientada a optimizar los consumos y cumplir con las nuevas legislaciones sobre el consumo de los automóviles. Esto ayuda a que se deje atrás los carburadores y se integre la inyección de combustible, siendo el bloque más pequeño un cuatro cilindros de 2,5 litros y 90 CV. Tras éste se encontraba el V6 de 2,8 litros y 112 CV y el LG4 V8 de 5,0 litros y 145 CV, mecánica que pasaría a ser de 165 CV gracias a la inyección de combustible.

Sin duda alguna, la tercera generación del Chevrolet Camaro representa la capacidad de la marca y el modelo para adaptarse a las necesidades del mercado, las legislaciones y las tendencias que demandaban los consumidores de la época.

Chevrolet Camaro Z/28 Indy Pace Car 1982

Historia-Chevrolet- Camaro

El debut de la tercera generación del muscle car de Chevrolet en 1982 es un referente en la historia del Camaro, debido que fue seleccionado como Safety Car de la carrera Indy 500 (las 500 millas de Indianápolis). Se basaba en el Camaro Z/28, el primero en contar con la inyección directa de combustible en detrimento de los obsoletos carburadores. Por ello, su motor de bloque pequeño y 5,7 litros entregaba 250 CV y tan solo dos ejemplares fueron realizados por General Motors para la carrera.

Chevrolet Camaro IROC-Z 1985

Historia-Chevrolet- Camaro

Su apodo proviene del modelo de producción IROC-Z que mostró un mayor rendimiento en la década de 1980 en la Carrera Internacional de Campeones, una competición automovilística que enfrentaba a diferentes modelos Camaro de competición con preparaciones idénticas. En honor a este campeón, Chevrolet desarrolló la serie especial IROC-Z en 1985, dotándolo de un motor V8 de 5,0 litros modificado que entregaba 215 CV, un sistema de frenos de disco en las cuatro ruedas, llantas especiales de 16 pulgadas y un juego de adhesivos exteriores que otorgaban un look diferente al Camaro de tercera generación.

Chevrolet Camaro IROC-Z Convertible 1987

Historia-Chevrolet- Camaro

El IROC-Z de 1987 representaba el primer Camaro convertible fabricado desde 1969 (la segunda generación no contó con versiones descapotables). Todos los modelos convertibles de 1987 derivaban de la variante coupé ‘T-top’ y fueron desarrollados por ASC International. Como el Camaro IROC-Z de 1985, recibía el nombre de la famosa Carera Internacional de Campeones, y equipaba frenos de disco en las cuatro ruedas, llantas de aluminio de 16 pulgadas, un kit de carrocería ‘aero’ y un V8 de bloque pequeño y 5,0 litros asociado a una transmisión automática de cuatro velocidades.

Chevrolet Camaro Z/28 25 aniversario 1992

Historia-Chevrolet- Camaro

En 1992 se conmemoraron dos acontecimientos relevantes en la historia del Camaro. Por un lado, se cumplían 25 años desde que la versión Z/28 viera la luz por primera vez y, además, significaba el último año de la comercialización de la tercera generación del Chevrolet Camaro. Era por ello que la marca de la cruz dorada debía crear algo especial para esta celebración, por lo que nace el Camaro Z/28 25 aniversario, el cual contaba con un motor V8 de 5,7 litros y 245 CV y un aspecto diferente a la versión estándar. Tan solo se produjeron 705 unidades durante ese año.

4ª generación: el declive (1993-2002)

La cuarta generación del Chevrolet Camaro llega en 1993 y pese a los intentos de mantenerse vivo, la esencia del muscle car original se ha perdido y los más puristas se lo harán pagar a Chevrolet. La adaptación a los nuevos tiempos fue algo esencial si el Camaro pretendía sobrevivir. En 1993 aparece la cuarta generación, con un diseño en cuña y más deportivo, acorde a los vehículos de esa década, aunque conservaba la configuación coupé de 2+2 plazas y la plataforma F-Body que se había creado en especial para la primera generación.

Sin embargo, las líneas aerodinámicas y su aspecto deportivo se alejaban por completo del diseño original, llegando en 1994 el detonante que condenó al Camaro a su extinción: el Mustang recuperaba ese pedigrí muscle car que el Camaro ya había perdido. La producción se traslada a Canadá, algo que permitió reducir los costes y ofrecer un producto 10.000 dólares más barato que su máximo rival, consiguiendo así sobrevivir una década más.

Originariamente se ofrecía con tres motorizaciones: un V6 de 3,4 litros y 160 CV, un V8 de 5,7 litros y 275 CV para el Z/28, y un V8 LT1 de 305 CV que derivaba del Corvette. Estas mecánicas estaban asociadas a transmisiones automáticas de cuatro velocidades o manuales de seis velocidades. Con el objetivo de mantener los costes al mínimo y el propio peso, se empleó masivamente el plástico, por lo que la calidad y los acabados generales del vehículo se vieron afectados.

Un año más tarde se introducen una gran cantidad de innovaciones técnicas y mecánicas, como el control electrónico de flujo de aire, el control de la transmisión y un chip integrado reprogramable, entre otros. Además, Chevrolet lanza el Camaro convertible en un intento de fortalecer el tímido lanzamiento de la cuarta generación un año atrás. Los años venideros supondrían un ir y venir de nuevas versiones y ediciones limitadas en un insuficiente intento por recuperar la fama del deportivo de la marca.

En agosto de 2002, la producción del Camaro se suspende y la edición 35 aniversario sirve así de despedida para el emblemático modelo. La detención de su producción no es más que un merecido descanso para el coche, en una estrategia por renovar al Camaro y que fuera capaz de volver, cuatro años después, con toda la fuerza, la estética y el espíritu del muscle car original.

Chevrolet Camaro Z/28 Indy Pace Car 1993

Historia-Chevrolet- Camaro

En 1993 se repitió lo que ya parecía convertirse en una tradición en la historia del Camaro. En esta nueva generación, la cuarta, el Camaro Z/28 fue seleccionado de nuevo para representar el papel de Safety Car en las 500 millas de Indianápolis. Contaba con la segunda generación del bloque V8 de 5,7 litros, el cual equipaba un nuevo sistema de refrigeración y cambios adicionales, lo que le otorgaba 275 CV de potencia, el Camaro con motor V8 más potente desde 1971. Chevrolet vendió 645 replicas al público y todos contaban con las distintivas líneas multicolor en la carrocería de los coches de carreras.

Chevrolet Camaro SS 1996

Historia-Chevrolet- Camaro

Rescatado tras años en el cajón de proyectos pendientes de Chevrolet, el Camaro SS reaparece en 1996 de la mano de la cuarta generación. La versión SS es la más potente en cualquiera de las generaciones, seguido muy de cerca del Z28. En este caso, su exterior se diferenciaba por contar con el techo en color negro, una entrada de aire más grande en el capó, un spoiler trasero y llantas de 17 pulgadas estilo ZR1. Bajo el capó, el Camaro SS contaba con un bloque LT1 de 5,7 litros que mejoraba desde los 285 CV del Z28 hasta los 305 CV, así como una palanca de cambios de corto recorrido, un sistema de escape especial, un diferencial de deslizamiento limitado Torsen y un paquete de suspensiones de nivel II orientados para los circuitos. Todas los SS fueron fabricados en base al Z28 y tan solo 2.269 unidades salieron de la planta de producción.

Chevrolet Camaro AER/Sunoco 1996

Historia-Chevrolet- Camaro

A mediados de la década de los 90, la serie de carreras Trans-Am había evolucionado desde sus raíces como un tipo de competición donde los modelos de producción eran desarrollados hasta conseguir la categoría de coche de carreras. Así es como nace el Camaro AER/Sunoco de 1996, un vehículo pilotado por el canadiense Ron Fellows y propiedad de Buzz McCall. Sunoco, una petrolera estadounidense, pasa ser el patrocinador oficial del equipo tras décadas en el olvido. En su debut logró cuatro victorias en la temporada, finalizando tercero en la clasificación general.

Chevrolet Camaro Z/28 2002

Historia-Chevrolet- Camaro

El 27 de agosto de 2002, la producción del Chevrolet Camaro era suspendida dados los malos resultados y el poco interés que despertaba el muscle car (o lo que quedaba de él) por entonces. El último modelo en la línea de producción, justo antes de finalizar, era el Camaro Z/28 de color rojo de la imagen que corona estas líneas. Estaba equipado con un motor  LS1 V8 de 310 CV asociado a una transmisión manual de seis velocidades que enviaba la potencia al tren posterior, como era habitual.

5º generación: el resurgir (2010-2016)

Con el declive que había experimentado la cuarta generación, no solo en el Camaro, sino en la mayoría de los muscle car, como el Callenger o el Charger de Dodge, acompañado de las sucesivas crisis del petróleo y la necesidad imperiosa de reinventarse, los pony car parecían sucumbir con el cambio de milenio, a excepción del Mustang, el primero y el último de los más grandes que permanecía aún en pie.

Cuando Bob Lutz llegó a General Motors en 2001 puso fin a la producción de la cuarta generación del Camaro, sin motivación de presentar una quinta o una nueva plataforma que mandase a reciclar a la anticuada F-body. Pero en 2004 llega el detonante. Ford presenta el Mustang GT-R Concept para conmemorar el 40 aniversario del nacimiento del Mustang. Sus líneas clásicas reinventadas parecían traer de nuevo a la vida a las viejas glorias muscle, convirtiéndose en el precursor de la quinta generación del pony car de Ford.

Detroit despierta de su letargo y, como ya hizo 40 años atrás, empieza a trabajar en el relanzamiento del Chevrolet Camaro. Dodge, por su parte, como tercera marca representativa del movimiento muscle car, adopta la plataforma Mágnum y devuelve a la vida al Charger, poniéndose a trabajar en un prototipo que acabaría siendo el Challenger en 2005.

Puede que fuera el momento que esperaba Chevrolet, o simplemente se limitó a imitar lo que hacía el resto de la industria automotriz norteamericana, pero el 6 de enero de 2006, en el Salón de Detroit, un nuevo Camaro deleitaba a los asistentes. Acababa de nacer la quinta generación en la historia del Camaro. Durante su presentación estuvo acompañado de un Camaro SS de 1969 y, como ya hicieran el resto de competidores, la firma de la cruz dorada echó la mirada atrás para rescatar las raíces del éxito de la primera generación. Un largo capó y una zaga corta, disponiendo de un tren frontal más adelantado y un bloque motor LS2 V8 de 6,0 litros y 400 CV extraído del Corvette.

Aunque una elaborada estética no bastaría para cautivar al público cada vez más exigente. Se desarrolló una nueva plataforma Zeta que daba cabida a la sofisticada suspensión independiente, con resortes progresivos y amortiguadores presurizados a gas. Tecnología como el Active Fuel Managment que desactivaba algunos cilindros permitían homologar un consumo de 7,8 litros cada 100 km. Con un recibimiento y la petición de la galería por que se iniciara la producción del Camaro de quinta generación, Chevrolet hizo oídos sordos y se dedicó a desarrollar la versión convertible, presentada en Detroit en 2007.

El cierre de una planta en Canadá y la modernización de la misma a través de una inversión de 740 millones de dólares hizo que la producción del Camaro se demorara hasta 2009, año en el que llegó como modelo 2010. Su llegada al mercado se inició con carrocería coupé, conservando su aspecto casi idéntico al expuesto en Detroit en 2006, e iba acompañado de motores V6 de 3,6 litros y 304 CV, V8 de 6,2 litros que, con transmisión manual desarrollaba 426 CV y con la automática 400 CV, representando el acabado SS.

El éxito estaba asegurado y en los 7 meses de producción de 2009, el Camaro vendió 61.648 unidades frente a las 66.623 del Mustang en todo el año. Parte de ese éxito se atribuye a su reinvención, mientras que la otra parte a las efectivas técnicas de promoción y ventas que se realizaron entre 2006 y 2009, incluyendo la aparición en la saga cinematográfica ‘Transformers’, donde el Camaro representaba al ‘Autobot Bumblebee’.

En 2011 se presenta la edición 45 aniversario del Chevrolet Camaro, compuesto por un kit estético al igual que en el 35 aniversario, y se anuncia el retorno de la versión ZL1, la cual estaría equipada con un motor V8 de 6,2 litros con compresor volumétrico e intercooler para entregar 580 CV y 750 Nm de par motor. Acompañando esta excepcional mecánica se encontraba un sistema de estabilidad programable y una suspensión magnética activa.

Ya a estas alturas (2013), Ford anuncia un contraataque con el lanzamiento de la sexta generación del Mustang, por lo que Chevrolet vaticina que la sexta generación del Camaro llegará en 2016. El candidato de Ford llegará coincidiendo con el 50 aniversario del modelo, mientras que los espectadores permanecemos atentos a la eterna rivalidad que acaba de despertar entre los dos muscle car más icónicos de todos los tiempos. Ambas sextas generaciones ya han llegado y aún quedan enfrentamientos para demostrar cuál es el rey.

Chevrolet Camaro Concept Coupé 2006

Chevrolet Camaro historia

Habían pasado ya siete años desde que Chevrolet anunciara el fin de producción del Camaro, y cuatro años desde que dejara oficialmente de comercializar la cuarta generación. En el Salón de Detroit de 2006, el fabricante americano sorprendía con este concept que prometía el regreso de la leyenda olvidada, un prototipo plateado que inspiraba las líneas de la primera generación, un retorno a sus orígenes y un intento por seguir la línea que había establecido Ford con el Mustang un año atrás. Cuatro años más tarde, en 2010, la quinta generación del Chevrolet Camaro hacía su debut oficial sin demasiados cambios con respecto al concept presentado en 2006. Comenzaba un nuevo camino de éxitos para el legendario pony car.

Chevrolet Camaro Concept Convertible 2007

Historia-Chevrolet- Camaro

Siguiendo los pasos del Camaro Concept Coupé de 2006, la versión convertible hacía su debut un año después en el mismo escenario, el Salón del Automóvil de Detroit. Esta vez en un llamativo color naranja, presentando unas franjas dobles en color negro y un interior blanco, el Camaro Concept Convertible mantenía los mismos rasgos que su hermano de techo duro, así como las características indispensables del diseño del Chevrolet Camaro de 1967.

Chevrolet Camaro SS 2010

Historia-Chevrolet- Camaro

La quinta generación del pony car de Chevrolet entra en producción a mediados de 2009, llegando en 2010 el Camaro SS. Su éxito en las ventas, gracias a la denominación SS integrada en su nombre, es rotundo, obteniendo 150.000 unidades vendidas en dos años. Bajo el capó se escondía un motor LS3 V8 de bloque pequeño y 6,2 litros que entregaba 426 CV.

Chevrolet Camaro COPO 2012

Historia-Chevrolet- Camaro

Tan solo 69 unidades fueron producidas en 2012 de la versión de carreras de aceleración Camaro COPO. Fue diseñado para la NHRA Stock y Super Stock, y ensamblado en la misma planta de montaje especializada. Se utilizaron las mismas carrocerías en blanco que los modelos de producción pero equipados con componentes de competición, como un motor de alto rendimiento, una jaula de protección, instrumentación de carreras y un eje posterior rígido en lugar de la suspensión estándar. Para acceder a una de esas 69 unidades debías haber sido agraciado en un sorteo previamente realizado.

Chevrolet Camaro Z/28 Nürburgring

Historia-Chevrolet-Camaro

Esta es la unidad utilizada por Chevrolet para su asalto a Nürburgring en 2013. El mes de septiembre dejó una pista fría y húmeda, llegando a llover al comienzo de la famosa recta del trazado alemán. Pese a ello, el Camaro Z/28 Nürburgring estableció un tiempo de vuelta de 7 minutos y 37,47 segundos, contando con un generoso spliter y spoiler trasero, neumáticos de alto rendimiento, diferencial de deslizamiento limitado y ajustes en la suspensión. Bajo el capó, un bloque LS7 de 7,0 litros y 505 CV con un sonido atronador. A continuación te dejamos el vídeo de la vuelta del Camaro Z/28 Nürburgring al ‘Ring’.

Chevrolet Camaro Z/28.R

Historia-Chevrolet-Camaro

Se trata de Camaro de carreras con especificaciones similares al Z/28 de producción. El Camaro Z/28.R comparte aerodinámica, motor y componentes de los ejes con la versión estándar, mientras que la suspensión especialmente desarrollada y el motor LS7 de 7,0 litros que produce 505 CV permite afrontar las largos eventos de resistencia en las que toma partida el Z/28.R.

Fuente: General Motors, CochesClásicosdeHoy

Tags

Noticias relacionadas

1 comentario

  1. Brian

    Todos estos camaros son verdaderas joyas sobre ruedas, ojolà poder conducir uno algùn dìa

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

Si desea obtener información sobre definición de cookies en internet pinche aquí.

CERRAR