Carlos Sainz y Sébastien Ogier prueban el Polo R WRC en tierra

Carlos Sainz, dos veces campeón del mundo de rallyes, y Sébastien Ogier, piloto… oficial de Volkswagen, sometieron al Polo R WRC a un duro test en España. Entre los dos recorrieron cerca de 700 kilómetros, lo que corresponde al doble de la distancia de una prueba del WRC, con el objetivo de llevar al límite […]

Carlos Sainz, dos veces campeón del mundo de rallyes, y Sébastien Ogier, piloto… oficial de Volkswagen, sometieron al Polo R WRC a un duro test en España. Entre los dos recorrieron cerca de 700 kilómetros, lo que corresponde al doble de la distancia de una prueba del WRC, con el objetivo de llevar al límite los nuevos componentes del vehículo y así poder recoger datos importantes para su futuro desarrollo.

El Director de Volkswagen Motorsport, Kris Nisse, señaló: “Cerca del 70% del WRC consiste en tramos sobre tierra, un 20% sobre asfalto y apenas un 10% sobre hielo y nieve. Las pruebas sobre tierra en España han servido para simular las secciones más duras del WRC y llevar al vehículo a sus límites de tensión y carga. Componentes del chasis como los soportes de cubos, los amortiguadores y la suspensión fueron probados de forma muy exigente con éxito”. “Carlos Sainz y Sebastién Ogier están trabajando extraordinariamente bien juntos, formando un tándem perfecto. Se respetan mútuamente, sin rivalidad, y están impulsando el proyecto con gran determinación. Nuestro siguiente paso será realizar más pruebas sobre asfalto para poder completar nuestro libro de especificaciones y así poder ir avanzando en la preparación”, añadió.

En un principio fueron Sébastien Ogier y su copiloto Julien Ingrassia los que se pusieron a los mandos del Polo R WRC de casi 300 CV. “Para nosotros, se trataba básicamente de conducir el máximo de kilómetros con este coche sobre terrenos muy duros. Paralelamente, realizamos algunos pequeños cambios en la puesta a punto para ir ganando velocidad paso a paso”, explicó Ogier, de 28 años. En el tercer día, Carlos Sainz se sentó brevemente en el asiento del copiloto. “Por supuesto que fue una sorpresa, hace diez años soñaba con que fuera exactamente lo contrario”, admitió Ogier con una sonrisa. “Pero ahora en serio, su experiencia y su aportación tienen un valor increíble para nosotros.

Por su parte, Carlos Sainz, que disputó su última prueba del Mundial en 2005 para luego incorporarse a Volkswagen y ganar el Rally Dakar en 2010, quiso tener de este modo una primera impresión del comportamiento sobre tierra del nuevo vehículo con tracción total y adquirir el estilo de conducción necesario. “Durante mi etapa en activo hice miles de kilómetros de pruebas, por lo que espero poder apoyar a Volkswagen con mi experiencia”, declaró el español de 49 años, que posteriormente se puso al volante con su copiloto Timo Gottschalk. “Tengo mucha confianza en el equipo y no dudo que el Polo R WRC será toda una sensación. Pero no debemos olvidar que 2013 será el primer año del Polo en el Mundial, mientras que los competidores llevan muchos años en liza”, añadió Sainz.

Carlos Sainz Sébastien Ogier Polo R WRC en España

Tags

Noticias relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

Si desea obtener información sobre definición de cookies en internet pinche aquí.

CERRAR