bmw-x5-le-mans (1)

BMW X5 Le Mans: la historia del primer SUV de alto rendimiento

Un doble cometido trajo a la vida el BMW X5 Le Mans, el primer SUV de alto rendimiento que además conmemoraba la victoria de la compañía bávara en las 24 Horas de Le Mans de 1999. Hoy día no es tan raro pensar en un SUV de más de 600 CV, pero hace más de una década y media, el boom aún no había empezado y el este prototipo equipado con un potente V12 puso la primera piedra de un segmento que actualmente no para de añadir candidatos.

¿Quién fue el primero en pensar en un SUV de alto rendimiento? La respuesta es clara: BMW. Corría el año 1999 y el fabricante de la región alemana de Baviera se consagraba como campeón en las 24 Horas de Le Mans de ese año con el BMW V12 LMR. Para conmemorar tan importante título, la firma alemana decidió crear un concept que, realmente tendría dos cometidos fundamentales. Nacía con ello el BMW X5 Le Mans.

Se trata de un one-off en toda regla, un concepto único que llegaba en el año 2000 con la finalidad de conmemorar la victoria un año anterior y de testar cuán loca era la idea de un SUV de altas prestaciones. Como podrás imaginar, se basaba en el BMW X5 de primera generación, aunque recibía algunos cambios estéticos como son un nuevo capó, espejos retrovisores más aerodinámicos y un nuevo parachoques trasero con salidas de escape centrales.

bmw-x5-le-mans (7)

Para dominar lo que BMW decidió instalar bajo el capó rediseñado del X5 Le Mans, los ingenieros decidieron instalar llantas de aleación ligera de 20 pulgadas y una suspensión deportiva que reducía la altura de la carrocería en 30 mm. En el interior, además, decidieron adoptar cuatro asientos tipo baquets de competición, un volante deportivo y medidores auxiliares en el tablero de instrumentos como un coche de carreras.

Pero la parte más importante del BMW X5 Le Mans, como podrás imaginar, se escondía bajo el capó. Se trataba del mismo motor V12 de 6.0 litros con el que fue campeón el BMW V12 LMR un año antes en el circuito de La Sarthe. La diferencia única con el modelo de competición es que este estaba limitado a 580 CV para asegurar la fiabilidad, mientras que en X5 se dio rienda suelta y la potencia se situó en unos espectaculares 700 CV.

bmw-x5-le-mans (4)

El potente motor de alto rendimiento entregaba además 720 Nm de par a 5.000 rpm, algo que, unido a la potencia, permitía que el BMW X5 pasara de cero a 100 km/h en 4,7 segundos, mientras que su velocidad máxima se situaba en 278 km/h. No está nada mal si tenemos en cuenta que estaba asociado a una caja de cambios manual.

Puedes pensar que todoterrenos actuales como el BMW X5 M, el BMW X6 M o el Mercedes GLE 63 AMG pueden superarlo en términos de rendimiento, pero debes tener en cuenta que el X5 Le Mans, además, sentó las bases sin precedentes de los SUV más potentes del mundo al acceder al circuito de Nürburgring y lograr bajar de la barrera de los 8 minutos en su tiempo de vuelta.

En 2001, el piloto alemán Hans-Joachim Stuck se puso a los mandos del potente X5 Le Mans y estableció un tiempo de vuelta de 7 minutos, 49 segundos y nueve décimas en el Infierno Verde, convirtiéndose así en el primer SUV en lograr bajar de los 8 minutos. Si lo comparamos con algunos deportivos de la primera mitad de la década del 2000, este SUV logró mejores tiempos que el Ferrari F430 y el Lamborghini Gallardo.

Fuente: BMWBlog

Tags

Noticias relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

Si desea obtener información sobre definición de cookies en internet pinche aquí.

CERRAR