BMW i3, disponible desde 35.500 euros

A partir del próximo mes de noviembre se iniciará la comercialización del nuevo BMW i3… que estará disponible a partir de 35.500 euros para la versión 100% eléctrica. En el momento de su lanzamiento al mercado, también estará disponible una versión con un pequeño motor de gasolina que hace las veces de generador aumentando así […]

A partir del próximo mes de noviembre se iniciará la comercialización del nuevo BMW i3 que estará disponible a partir de 35.500 euros para la versión 100% eléctrica. En el momento de su lanzamiento al mercado, también estará disponible una versión con un pequeño motor de gasolina que hace las veces de generador aumentando así la autonomía. El motor eléctrico produce una potencia de 170 CV y 250 Nm de par, lo que le permite pasar de cero a 100 Km/h en 7,2 segundos.

Llevamos meses hablando del BMW i3. La marca alemana no ha parado de probar el coche en todo tipo de circunstancias e incluso nosotros te mostramos unas fotografías exclusivas del prototipo por las calles de Múnich. Al final, la versión de producción se ha mantenido muy fiel a todo lo que habíamos visto hasta ahora, exceptuando pequeños cambios, como los parachoques, por ejemplo.

BMW i3 tres cuartos trasera

Las baterías del nuevo i3 se sitúan a lo largo de la zona inferior del habitáculo, por lo que ayudan a rebajar el centro de gravedad lo máximo posible. Ofrecen un rendimiento de 22 kWh y en función del tipo de conducción, tendrá una autonomía de entre 130 y 160 kilómetros. Para la tranquilidad del comprador, la batería tiene una garantía de ocho años o 100.000 kilómetros. Como no podía ser de otra manera en un BMW, los 170 CV que desarrolla el propulsor eléctrico se transmiten al eje posterior a través de una caja de cambios con una única relación.

BMW i3 salpicadero

El habitáculo del BMW i3 rompe con lo establecido, pero presenta un diseño funcional y ergonómico. El salpicadero está coronado por una pantalla táctil de gran tamaño desde la que se manejan multitud de las funciones del vehículo. Tras el volante, encontramos una segunda pantalla en la que aparece toda la información esencial para el conductor.

Debido a que en su construcción se han empleado materiales tan ligeros como la fibra de carbono, el peso del modelo –baterías incluidas- se queda en 1.195 kilogramos, que suben a 1.270 Kg si añadimos el pequeño propulsor de gasolina. Este es un punto fundamental para cualquier coche con el que se pretende ahorrar energía, pues a mayor peso mayor consumo.

Tags

Noticias relacionadas

1 comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

Si desea obtener información sobre definición de cookies en internet pinche aquí.

CERRAR