Aston Martin V12 Vantage S

La firma con sede en Gaydon está celebrando su 100 aniversario por todo lo alto. Si en las 24 Horas de Nürburgring presentó el Aston Martin CC100 Speedster Concept, ahora el elegido ha sido el V12 Vantage, modelo que se ha elegido para desarrollar una versión especial a partir de él. El Aston Martin V12 […]

La firma con sede en Gaydon está celebrando su 100 aniversario por todo lo alto. Si en las 24 Horas de Nürburgring presentó el Aston Martin CC100 Speedster Concept, ahora el elegido ha sido el V12 Vantage, modelo que se ha elegido para desarrollar una versión especial a partir de él. El Aston Martin V12 Vantage S, que es así como se denomina, presenta una imagen aún más deportiva gracias a la nueva parrilla negra, inspirada en la del CC100, los retrovisores más pequeños y redondeados, también en negro al igual que el techo, las llantas de aleación de diez radios de aluminio forjado y la malla plateada del paragolpes trasero.

El habitáculo también adquiere ese punto de deportividad. Los asientos, por ejemplo, son más ligeros y pueden ir tapizados en cuero ‘Luxmill’, cuero ‘semi-aniline’ o Alcantara. Asimismo, la fibra de carbono también puede estar presente en las molduras del salpicadero y de los paneles de las puertas. Por cierto, el pedalier deportivo puede ir en negro, detalle raramente visto en los últimos modelos Aston Martin.

Pero lo más importante de este V12 Vantage S está bajo el capó. Gracias a su propulsor, el ‘ese’ se proclama como el Aston Martin más rápido de todos los tiempos, con el permiso, claro está, del todopoderoso y limitado One-77. ¿Y cómo consigue? Aparte de pesar 15 kg menos, su bloque V12 rinde 573 CV -55 más que el Vantage de serie- y entrega 620 Nm con los que alcanza los 330 km/h de punta y puede pasar de 0 a 100 km/h en 4 segundos. Además de la ‘dieta de fibra’ realizada, el secreto de este Aston Martin V12 Vantage S está en su nuevo cambio secuencial de siete relaciones.

Aston-Martin-V12-Vantage-S-trasera

Por si el placer de exprimir esos 573 CV fuera escaso, Aston Martin ha dotado al nuevo Vantage S de un sistema que puede variar el comportamiento del vehículo dependiendo del modo elegido: normal, deportivo y circuito. Suspensión, aceleración, tracción, estabilidad, todo está en la mano del conductor.

Tags

Noticias relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

Si desea obtener información sobre definición de cookies en internet pinche aquí.

CERRAR