The 1 millionth Corvette produced ? this white 1992 convertible ? was damaged when it fell into a sinkhole that opened up beneath the National Corvette Museum, in Bowling Green, Ky., on Feb. 12, 2014. This image depicts the as-recovered state of the vehicle.

Así quedó el Corvette 1 millón tras hundirse el suelo del Museo Corvette

Cuando en febrero de 2014, el suelo del Museo Nacional del Corvette, en Bowling Green, se hundió, arrastró con él a unas cuantas joyas de la casa Chevrolet entre las que se encontraba este Corvette 1 millón que salió de la planta en julio de 1992. Tras quedar en el lamentable estado que se aprecian en las fotos, ya han dado comienzo las tareas de restauración para devolverle a esta unidad el estado de conservación original.

El hundimiento del suelo dejó un agujero de 18×13 metros y 9 metros de profundidad en el que fueron hallados ocho Corvette clásicos de un valor casi incalculable. Su estado era deplorable, con daños que supondrían una gran inversión en los mejores restauradores de Estados Unidos, con la intención de devolverles su estado original. Pero Chevrolet no lo dudó un momento y propuso al equipo de mecánicos del Centro de Diseño, que normalmente se ocupan del desarrollo de prototipos, para encomendarle tan tediosa e importante tarea.

El primero de los Chevrolet Corvette que ya ha sido restaurado es el prototipo Corvette ZR-1 Blue Devil de 2009 el cual apenas había recibido daños en su carrocería. La sencillez del trabajo solo era un breve calentamiento para una tarea mucho mayor: recuperar este Corvette de 1992 que ostenta el título de ser la unidad un millón del afamado deportivo, así como representar un pedacito de la historia de Chevrolet.

No te pierdas: ‘Aumentan las visitas al Museo Corvette desde el incidente del socavón

Al tratarse de una unidad descapotable del Corvette (como puedes ver en la galería de imágenes) sufrió daños en el pilar A y el cristal delantero, el capó, el frontal completo, desencajó partes de la carrocería, destrozó grupos ópticos, estropeó la pintura blanca original y el interior rojo quedó totalmente arruinado. Los trabajos de restauranción ya han comenzado y su plazo termina en septiembre. Durante esos meses intentarán preservar en mayor medida las piezas originales, que están firmadas por empleados y miembros de la planta de producción de Chevrolet.

El que pasará por las manos de los equipos de la marca con sede en Detroit será un Corvette de 1962, siendo el último y finalizando los trabajos de restauración. Las cinco unidades restantes se ha decidido mantenerlas en el estado en el que quedaron tras el hundimiento. La razón de tan osada aventura es aprovechar para crear una exposición en el propio Museo que los dejó así para conmemorar aquel sonado accidente de 2014. A continuación encontrarás el vídeo que grabaron las cámaras de vigilancia del hundimiento y una galería de imágenes muy interesante. No te lo pierdas.

Fuente: CarScoops

Tags

Noticias relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

Si desea obtener información sobre definición de cookies en internet pinche aquí.

CERRAR