Así hicieron eléctrico el Mercedes Clase G de Arnold Schwarzenegger

Arnold Schwarzenegger convierte su Mercedes Clase G en eléctrico gracias al trabajo de Kreisel Electric, una startup austríaca lanzada por tres hermanos que se encarga de producir motores eléctricos, baterías y prototipos. Lo mejor de todo es que el 4×4 conserva sus famosas aptitudes todoterreno, pues excepto por el motor, todo lo demás permanece inalterado, incluidos sus tres bloqueos de diferencial.

Arnold Schwarzenegger convierte su Mercedes Clase G en eléctrico gracias al trabajo de Kreisel Electric, una startup austríaca lanzada por tres hermanos que se encarga de producir motores eléctricos, baterías y prototipos. Pese a la imagen que tenemos del ex gobernador de California, al que debemos agradecer entre otras cosas la existencia de los Hummer civiles, parece que está cambiando su mentalidad de acuerdo al cambio climático y la movilidad sostenible. Eso sí, sin que ello implique renunciar a sus modelos favoritos, como verás a continuación.

Y es que contaminar menos ahora no impide que pueda seguir disfrutando de su Mercedes Clase G, el poderoso SUV de la firma alemana que se caracteriza por su estilo clásico, sus facultades off-road y los conocidos motores V8 y V6 que dan vida a las diferentes versiones. Sin embargo, tras unas investigaciones, el actor de 69 años decidió realizar una interesante conversión de uno de los coches de su colección a totalmente eléctrico con el apoyo de Kreisel Electric, que ahora nos muestra cómo convirtió a eléctrico el Mercedes Clase G de Arnold Schwarzenegger.

Cuando el trabajo estuvo terminado, Schwarzenegger voló de nuevo a Austria para recoger su renacido y eficiente SUV de Mercedes. Ahora no cuenta con un motor de combustión interna, sino con un propulsor eléctrico con una potencia de 490 CV que se alimenta por una batería de 80 kWh. Esto le permite pasar de cero a 100 km/h en 5,6 segundos (3 segundos menos que antes, lo que quiere decir que está basado en el Mercedes G 350d con motor diésel 3.0 V6 de 245 CV) y alcanzar una velocidad punta de 183 km/h.

El conjunto de motor eléctrico y baterías pesa 510 kg y le otorga un rango de autonomía de 300 kilómetros, pero como han eliminado el bloque 3.0 V6 diésel, el peso final del conjunto no ha aumentado: anuncian una masa de 2,6 toneladas y el G 350d del que deriva pesa 2.612 kilogramos. Y lo mejor de todo es que no han alterado el sistema de tracción para convertir en eléctrico al Clase G: sigue contando con reductora y tres diferenciales bloqueables, algo de lo que tan solo otro 4×4 puede presumir en el mercado, el Jeep Wrangler en su versión Rubicon.

Kreisel Electric, la compañía que está detrás de este Clase G eléctrico, dice que por ahora este coche es un modelo único, un prototipo creado para Schwarzenegger que por ahora no está a la venta. Lo que sí señalan es que ya están hablando con diferentes proveedores con la intención de fabricar en serie esta conversión para poder comercializarlo en grandes volúmenes.

Tags

Noticias relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

Si desea obtener información sobre definición de cookies en internet pinche aquí.

CERRAR