8.711 conductores, multados por usar el móvil mientras conducían

Durante los catorce días (5 al 18 de marzo) de duración de la campaña de… control y vigilancia de las distracciones al volante, los agentes de la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil han controlado casi 855.000 vehículos y han formulado 10.889 denuncias por realizar acciones que suponen una distracción en la conducción. De […]

Durante los catorce días (5 al 18 de marzo) de duración de la campaña de… control y vigilancia de las distracciones al volante, los agentes de la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil han controlado casi 855.000 vehículos y han formulado 10.889 denuncias por realizar acciones que suponen una distracción en la conducción.

De las 10.889 denuncias impuestas, 8.711 (el 80%) corresponden a la utilización manual del teléfono móvil. Según diversos estudios, el uso del teléfono móvil es un factor que multiplica por cuatro el riesgo de sufrir accidentes y el riesgo que asume el conductor cuando habla por el teléfono mientras conduce puede ser equiparable a la conducción con excesos de alcohol.

Además de controlar el mal uso del teléfono móvil durante la conducción e informarles de la infracción que estaban cometiendo, los agentes también han vigilado que los conductores no manipularan el navegador mientras conducían, distracción equiparable a hablar por el teléfono móvil. Por este motivo, 123 conductores han sido denunciados por programar o manipular el navegador durante la conducción.

Como se anunció al comienzo de la campaña, además del uso del móvil y navegadores también se han vigilado otras conductas que provocan distracción como la utilización de cascos o auriculares conectados a receptores o reproductores de sonido distintos del teléfono móvil. En total han sido 416 las denunciadas por hacer uso de estos dispositivos. Además, otros 1.639 conductores han sido denunciados por otras infracciones que provocan distracción en la conducción.

Otra de las consecuencias que se obtiene de la campaña llevada a cabo por la DGT es la constatación del uso del dispositivo “manos libres” por parte de los conductores. En esta ocasión, el 25% de los conductores de los vehículos detenidos hacían uso de este dispositivo. Su uso, pese a estar permitido, provoca la pérdida de la capacidad de concentración necesaria para conducir, de tal modo que no se mantiene una velocidad constante, el tiempo de reacción es mayor o la distancia de seguridad no es suficiente.

Las distracciones son una de las principales causas de siniestralidad vial en nuestro país, la mayoría de ellas, fácilmente evitables y que supondrían una drástica disminución de los accidentes de tráfico y por ende de fallecidos.

Hasta el 21 de marzo se han producido en carretera 244 accidentes mortales, de los cuales, la falta de atención ha estado presente en 93 causando 99 fallecidos (38% del total).

DGT

Tags

Noticias relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

Si desea obtener información sobre definición de cookies en internet pinche aquí.

CERRAR