10-coches-peligrosos

10 coches demasiado peligrosos para conducirlos

A lo largo de la historia del automóvil han existido modelos que han representado un peligro rodante tanto para los ocupantes como para otros usuarios de la carretera. En este especial os queremos presentar 10 coches demasiado peligrosos para conducirlos, aunque todos, a su manera, han representado un paso más en la evolución del sector automotriz.

La repercusión negativa que puede tener un coche demasiado peligroso para conducirlo en una marca puede ser desastrosa. Desde acabar con las ventas de ese modelo en particular, hasta dañar la imagen de marca del fabricante para los próximos años, algo que representa una fuerte inversión para lavar la imagen y volver a empezar de cero. Por ello, os queremos presentar estos 10 coches demasiado peligrosos para conducirlos.

Un ejemplo de cuando la reputación de una marca queda dañada de forma desastrosa se remonta a 2012, cuando la revista especializada Consumer Reports exigió que el Suzuki Samurai fuera retirado de inmediato del mercado en Estados Unidos. Las ventas de la compañía cayeron en picado y, aunque Suzuki demandó a la revista por daños y perjuicios, el fabricante japonés se vio obligado a abandonar el mercado dada su mala reputación.

Ford Model T

1924_Ford_Model_T_10_millionth_car___Quadricycle-1024x796

El Ford Model T representa la estandarización del automóvil para todo el público en general. Ford vendió más de 15 millones de vehículos y dada su filosofía de costes reducidos para ofrecer un precio competitivo, todos los componentes de seguridad con los que contaba en su introducción en 1908 era una bocina, faros delanteros y un parabrisas. Incluso Henry Ford se negó a instalar frenos delanteros con el objetivo de reducir costes.

Chevrolet Corvair

1962-Chevrolet-CorvairMonzaClub1-medium-1024x819

Representaba la apuesta de Chevrolet a mediados de la década de 1960, justo antes del nacimiento del concepto pony car, el cual representó el Chevrolet Camaro (aquí os dejamos los mejores Camaro de la historia). El Corvair se ganó la fama de coche peligroso en 1965 a raíz de un libro que así lo catalogaba. Además de no contar con columna de dirección colapsable, cinturones de seguridad de tres puntos, salpicadero acolchados y sistema de frenos de doble circuito, básicamente porque no era algo normalizado en la época, la configuración del eje posterior y la suspensión del Corvair lo hacían propenso al sobreviraje, por lo que Chevrolet lo retiró del mercado en 1969.

Porsche 911 (901)

Porsche-911-1024x682

El icónico nueveonce, además de revolucionar el sector de los deportivos en su aparición en 1964, representaba una trampa mortal dada la configuración que le otorga la fama hasta nuestros días. El hecho de equipar el motor en la parte trasera hacía que la dirección fuera poco precisa y se tendiera al sobreviraje. Por ello, Porsche instaló pesas de acero en el parachoques hasta la entrada de la generación 930 ‘cola de ballena’ cuando mejoraron la aerodinámica. Hoy, un sistema de tracción total y el control de tracción corrigen todos estos impulsos suicidas del 911 original.

Ford Pinto

1977-Ford-Pinto-neg-CN13506-008

El Pinto representa a la perfección la faceta de coche peligroso, además de ser por desgracia contrastado con más de 900 víctimas causadas por la rotura del tanque de combustible en un accidente. Éste era su mayor problema. Por causa de la intención de reducir costes, Ford se negó a pagar 1 dólar por coche para instalar el sistema que evitaba la rotura del tanque. En 1977 se conoció que la firma del óvalo azul sabía de este defecto y se negaba a solucionarlo, prefiriendo pagar demandas individuales. En 1978 finalmente accedió a instalar este sistema de seguridad en los 1,5 millones de Pinto vendidos, aunque ya era demasiado tarde para mucha gente.

DeLorean DMC-12

51070890-1024x623

El diseño que tan famoso lo hizo, era al mismo tiempo una trampa mortal. Cuando John DeLorean dejó General Motors en los 70, su idea era construir un coche seguro, aunque cuando se decantaron por acoplar un chasis de fibra de vidrio a una carrocería de acero inoxidable, los test de choque demostraron un gran fracaso. Las puertas alas de gaviota no ayudaron tampoco, ya que en caso de vuelco, los ocupantes no tenían forma de salir del vehículo.

Pontiac Fiero

1984-Pontiac-Fiero-Coupe-C5218-0172-1024x731

El coupé biplaza por el que General Motors apostaba para devolver la gloria a Pontiac fue el Fiero. Este deportivo de los 80 llegó al mercado en 1984 y una serie de problemas en el motor provocaron innumerables incendios. En 1985 estos incendios fueron solventados con la llegada del restyling, pero en 1987 ya eran 260 los Pontiac Fiero calcinados, por los que la mala reputación otorgada por la prensa provocó su retirada en 1988.

Yugo GV

YugoGV

Este concepto de utilitario serbio llegó a Estados Unidos en 1985. El Yugo GV no caló en el mercado al principio, dada su construcción atroz y la falta de fiabilidad. En 1989, cuando el peso ligero y el terrible manejo del Yugo hicieron acto de presencia en el clima invernal de Michigan, una joven de 31 años cayó desde el puente Mackinac al lago Michigan, perdiendo la vida. La reputación ya estaba por los suelos y el estallido del conflicto de Bosnia obligó al Yugo a abandonar el mercado en 1992.

Ford Bronco II

1983-Ford-Bronco-II-neg-CN37006-507-1024x794

El Ford Bronco II, durante sus siete años en el mercado inició la moda de los SUV en el continente americano, además de representar un duro rival para el Jeep Cherokee. Estaba fabricado sobre la base de un pick-up Ford Ranger, por lo que su altura, su corta distancia entre ejes y su estrechura lo hacía susceptible de volcar con facilidad. En 1990, un estudio determinó que hasta 70 personas al año perdían la vida a causa de los vuelcos del Bronco II. Poco después de la publicación del estudio fue sustituido por el Ford Explorer, más largo.

Chevrolet Cobalt

2008-Chevrolet-Cobalt-X08CH_CB011-1024x665

El Cobalt representa uno de los episodios más oscuros de General Motors. Al igual que el Pinto, representaba un acceso a gama, pero los fallos detectados con el sistema de encendido provocaron uno de los escándalos más grandes de la historia automotriz. Este sistema se desconectaba a toda velocidad y apaga todos los componentes de seguridad, provocando millones de accidentes a lo largo de Estados Unidos. Este problema era conocido por General Motors y lo trató de ocultar. A día de hoy, está tratando de indemnizar a las miles de víctimas.

Ferrari 458 Italia

142381582-1024x682

Son conocidos los defectos con el calor y los incendios repentinos del Ferrari 458 Italia. Todo comenzó tras su lanzamiento, cuando la gran mayoría de unidades sufría este defecto. El problema estaba en un adhesivo que servía para mantener unidas la defensas del coches. Pero estas resultaron ser inflamables y estaban colocadas cerca del escape. Provocaron 1.248 incendios.

Fuente e imágenes: CheatSheet

Tags

Noticias relacionadas

6 comentarios

  1. cras

    Vaya articulo, preferia no haberlo ni leido. No se que pinta el DMC-12, ¿no entrarian tambien los mercedes con alas de gaviota (mercedes sl gullwing)? Porque no es un prodigio de la conducción, pero malo no es. Lo mismo el 911 si lo encuadramos en su época. ¿Y con que se compara un Ford T? Si el resto de contemporaneos tampoco iban sobrados en temas de seguridad.

  2. Aarón Pérez

    Aarón Pérez

    Hola Cras

    La idea es hacer un barrido a lo largo de la historia del automóvil en materia de seguridad, centrándonos también en algunos fracasos estrepitosos.

    El DMC-12, además del tema de las alas de gaviota (como el SL Gullwing) destacamos la configuración de carrocería de acero inoxidable con chasis de fibra de vidrio y los test de colisión. Comparado con el SLS AMG, Mercedes instaló unos pequeños detonadores para que en caso de vuelco destrozara las bisagras de las puertas verticales y pudieran abandonar el coche sus ocupantes, algo impensable para la época del ‘Alas de gaviota’ original.

    El Ford Model T es la prehistoria del automóvil, pero es destacable el tema del ahorro en costes y cómo, comparado con la actualidad, es realmente un coche peligroso de conducir.

    Un saludo!!

  3. Fran

    ¿Así que “una joven de 31 años calló desde el puente…?” Pues no me lo creo; seguro que mientras caía gritaba como loca.

  4. Arturo

    Para escribir basura como esta, mejor no desgastes el teclado.
    Cuando leí calló dejé de leer, el calló, sólo lo tengo en el pié.

  5. Nemesis Motors

    Pues a mi si me gusta el articulo, es muy informativo desde luego. Sobre todo al saber que coche no hay que comprar… Me entristece ver el Chevrolet Cobalt con ese grave problema, porque es el coche que siempre eligo en el Need For Speed Most Wanted 2005, aunque solo sea un videojuego, siempre me ha gustado, incluso su estetica sencilla.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

Si desea obtener información sobre definición de cookies en internet pinche aquí.

CERRAR